10 de septiembre de 2014

Palomazos S1E30 - Los demonios de la producción con Alberto Zúñiga

| 0 comentarios
Regresan las charlas con realizadores, y en esta ocasión Alberto Zúñiga (miembro de Sinestesia Cine), director del documental Rupestre, nos acompaña para hablar sobre el arte de hacer cine documental, así como de este importante movimiento musical.

Terminadas las transmisiones, también podrán descargar el video tanto en su versión en mp4 (511 mb) como en ogv (271 mb) o incluso como giff animado. ¡Y ahora también en su práctico mp3

Recuerden que si les gusta el video, pueden darnos like en el mismo en YouTube o en nuestro FanPage en Facebook
 


more

7 de septiembre de 2014

Yo soy la felicidad de este mundo

| 0 comentarios
Esta y más críticas las pueden encontrar en el Quinto Especial de Cine Mexicano.

Después de varios años de ausencia, Julián Hernández nos trae su más reciente obra, la cual curiosamente se puede ver de manera internacional, aunque no precisamente en cartelera.


 

 Alejándose un poco de la mística emocional que envolvía buena parte de Rabioso Sol, Rabioso Cielo, Julián retoma entornos más cercanos y cotidianos. En Yo soy la felicidad de este mundo conocemos a Octavio (interpretado por Alan Ramírez) quien es un joven bailarín que está recuperándose de una lesión en su pierna. Debido a su profesión es que conoce a Emiliano (interpretado por Hugo Catalán), director de cine quien se encuentra trabajando en un documental acerca de la danza. Entre los dos surge una particular atracción y una relación que se verá a prueba conforme se profundiza.

Julián Hernández es uno de los realizadores más importantes en el cine mexicano a pesar de tener una filmografía relativamente pequeña. Después Rabioso Sol, Rabioso Cielo, se aleja un poco de la dirección aunque continúa muy activo tanto en la producción como con la edición. Al regresar a la silla del director, en Yo Soy la Felicidad de Este Mundo, encontramos varias de las constantes del realizador. El juego de amores conflictivo, el impecable trabajo en la estética tanto en el manejo de los colores en escenarios o la misma vestimenta, lo cual se ilustra de manera notable gracias al trabajo de Alejandro Cantú en la fotografía. Al mismo tiempo el uso de diálogos introspectivos en voces en off mientras se realizan acciones, principalmente de contenido sexual, continúan, aunque se alejan del misticismo que se llegó a manejar en Rabioso, para tener un entorno más mundano.

Antes de filmar esta cinta se hizo la realización de Alarido, cortrometraje que cuenta con un ménage à trois entre Andrea Portal, Gabino Rodríguez e Iván Álvarez. Dentro de la narrativa se establece como un trabajo dirigido por Emiliano, . Este fragmento de ficción se entremezcla y en cierta medida ilustra el conflicto interno que tiene al tratar de tener una relación con Octavio, quien en realidad lo ama, pero que en cierta medida solo es un elemento de deseo.




Yo Soy... no ilustra una historia feliz. Dentro de la cotidianeidad se da una búsqueda. El personaje principal se divide entre el amor y el deseo, siendo el segundo el que termina dominando, arrastrando a Emiliano quien mete a Jazen (Emilio von Sternerfels) dentro de este juego de insatisfacciones. Hay un momento en el que, al explorar el departamento del director, vemos un poster de una película sobre la cual se refieren diciendo que es muy larga, sin diálogos. En cierta medida es un comentario sobre la cina misma, la cual puede caer en el estereotipo de "cine de arte", de ese no muy bien recibido por el público en general.

Mientras que el manejo de imagen es bastante cuidado, hay algunas secuencias que pudieron ser trabajadas de mejor manera. La sensualidad y el ya mencionado deseo se transmite de manera efectiva en buena parte de la cinta, sin embargo hay momentos en que se sienten forzados este tipo de elementos. Movimientos corporales como andar a gatas lucen incómodos y se alejan de la sensualidad mencionada, sin importar si es un personaje masculino o femenino quien los realiza. La fluidez existente se interrumpe por momentos por este tipo de detalles. Esto, aunado al hecho de que tenemos una narrativa semi-fracturada debido a la inclusión del cortometraje que si bien sirve como vehículo para explorar la psique del personaje principal, pueden alejar la atención del espectador.

Alejándonos un poco de la cinta, pero enfocándonos en su manejo en la distribución,  cabe destacar el manejo peculiar que ha tenido. Gracias al talento y reconocimiento del director es que se logró tener una distribución internacional antes que una nacional, teniendo que esperar al Festival Internacional de Cine de Morelia para poder ver la cinta como parte de la competencia, en la gran pantalla. ¿Eso significa que no podemos verla antes? La cinta está disponible para comprar vía Amazon desde hace meses, primero en su versión europea y ahora en la americana. Para no esperar el envío es que desde agosto está disponible la versión digital en iTunes o en Amazon Instant Video. Mientras que será difícil que la cinta sea vista en cartelera regular, es agradable el saber que desde antes se cuenta con una distribución por medios más accesibles.



Desafortunadamente parece que necesitamos de etiquetas para poder catalogar el cine, lo cual es desafortunado. Una buena historia no debe de ser exhibida únicamente en circuitos como "cine gay", "cine hecho por mujeres" "cine hecho por hombres bigotones" o "cine de temática urbana donde todo ocurre dentro de un camión" ya que aunque puede indicar que una cinta es buena, solo tiene cabida dentro de un enfoque reducido, como si no contara con suficiente calidad para competir abiertamente.  Si bien encuentro algunos problemas con Yo Soy la Felicidad de Este Mundo (debido principalmente a que considero Rabioso Sol, Rabioso Cielo una obra superior), la calidad y cuidado que tienen en la mayor parte la vuelven una cinta recomendable, y no solamente para quienes buscan cine de temática gay  (especialmente si consideramos que los desnudos de Andrea Portal lucen bastante, para los que preferimos ese género, y no me refiero al cinematográfico). A mi no me interesa ver películas de temáticas tan restringidas. Simplemente me interesa el buen cine.
more

Purgatorio, viaje al corazón de la frontera

| 0 comentarios
Esta y más críticas las pueden encontrar en el Quinto Especial de Cine Mexicano.

El cine nacional, tanto en la ficción como el documental tiene temáticas fuertemente incrustadas en su sistema, siendo la principal el tratamiento de temas migratorios. Dentro de esta categoría es que tenemos el más reciente trabajo de Rodrigo Reyes, enfocado en el universo que existe en ambos lados de la frontera México - Estados Unidos.



Una historia puede tener tantas versiones como espectadores haya, o incluso más. Mientras que el tema fronterizo ha sido explotado en sobremanera, este sigue dando historias y enfoques que se pueden explotar. Los enfoques principales son marcados por los ambos lados de la frontera. Los que se van huyen de situaciones complicadas en nuestro país y buscan una mejor situación en el vecino del norte. Los vecinos no aceptan precisamente con los brazos abiertos, como lo ilustra el muro que atraviesa el país de costa a costa, aunque eso no significa que la delimitación y el recelo sea la única perspectiva. Entre las varias historias que son recabadas en este trabajo contamos con quienes hacen algo para apoyar a los migrantes o quienes son recelosos de su territorio por parte del lado estadounidense. De nuestro lado contamos no solo con la perspectiva del migrante sino de quienes viven cerca de los cruces. La violencia y como es confrontada tanto por las autoridades como por quienes reciben el daño colateral. Al mismo tiempo conocemos lugares como refugios para indigentes o incluso el levantamiento y eliminación de perros callejerso. ¿Qué tienen en común todas estas historias? Su cercanía con el punto geográfico de división y conflicto.

Mientras que la comparación con la obra de Dante ha sido el más mencionado para hablar sobre la obra de Reyes, encuentro un paralelismo más con el final de la serie de Final Crisis, en los comics de DC Comics. Para la resolución del conflicto no se cuenta con un narrador exclusivo, sino que entre varios hablan de un solo momento y como se vivió a través de distintas perspectivas. De manera similar Rodrigo nos muestra los al redores de la zona fronteriza. Desafortunadamente este enfoque no es el más digerible, especialmente cuando no se cuenta con algo que sirva como enlace en todo el recorrido. En lugar de mostrar una obra compuesta por varios mosaicos que al final ilustran algo en conjunto, se tiene una visión fragmentada que no logra cohesión.




Mientras que el documental ha sembrado varios reconocimientos a nivel nacional e internacional gracias a las nominaciones que ha tenido en los últimos años, no puedo evitar verlo como un trabajo que necesita ser pulido. El manejo de voces en off que se utiliza para ofrecer algún punto de reflexión mientras se usan planos estéticos que ilustran los entornos o distintos círculos de este purgatorio se sienten como recursos fáciles que he visto en trabajos menores, incluso estudiantiles. Mientras que el mayor logro de un documental es el mostrar una realidad, cosa que es lograda en este trabajo, hay elementos que pudieron llevarlo a un mejor fin, logrando algo más coherente. Quizás estoy mal al buscar esto, ya que la obra busca un propósito más difuso, y sus nominaciones, incluyendo el hecho de haber sido incluida en la lista a películas que buscarán el Óscar o el Goya por parte de México, evidencian que sectores especializados lo consideran un trabajo más que completo.

Purgatorio: viaje al corazón de la frontera tiene un recorrido a lo largo del país pero no en la cartelera regular. Les recomiendo consultar su fanpage en Facebook para saber donde pueden verlo.
more

31 de agosto de 2014

Cantinflas

| 3 comentarios
Estas y otras críticas las pueden encontrar en el Quinto Especial de Cine Mexicano.

Sebastián del Amo regresa a las salas de cine con otra cinta biográfica enfocada en personajes importantes de la cinematografía nacional. Tras la buena recepción que tuvo El Fantástico Mundo de Juan Orol, toma un proyecto más ambicioso y con más presupuesto para llevar a la pantalla grande la vida de Mario Moreno "Cantinflas".


 
La cinta utiliza como eje la búsqueda por parte de Michael Todd (Michael  Imperioli) por producir la película basada en La Vuelta al Mundo en 80 Días, en un periodo en que los grandes estudios se peleaban el mercado de las súper producciones. En su búsqueda se topará con Mario Moreno (Óscar Jaenada, callando a quienes lo criticaban solo por su nacionalidad), comediante mexicano con fama internacional. Durante la historia exploramos el inicio y desarrollo de su carrera en una serie de flashbacks, mientras se busca levantar la producción de la adaptación de la obra de Julio Verne.  

Siendo una de las cintas más esperadas en su presentación desde el pasado Festival Internacional de Cine de Guadalajara llegaba no con pocas expectativas. Los más escépticos dudaban de la capacidad de un actor extranjero para interpretar al ícono mexicano. Desde el inicio, la cinta se muestra como un producto no catalogable como el típico cine mexicano, incluso del más comercial. La calidad de la producción es algo que resalta desde el inicio, gracias en parte a una de las pocas secuencias de créditos iniciales cuidadas y lucidoras que hay en el cine mexicano reciente.

Mientras que el casting de Jaeneada como el principal es lo más sonado en el aspecto actoral, eso no significa que sea el único rostro reconocible en la cinta. Luis Gerardo Méndez, Giovanna Zacarías,  Adal Ramones, Ana Layevska, Bárbara Mori, Joaquín Cosio, Eduardo España y muchos más interpretan a diversas personalidades del cine contemporáneos de la época de Cantinflas, por lo que quizás sería buena idea dar loterías con sus rostros antes de cada función, para que el espectador no solo vea una película sino que cuente con entretenimiento en base de trivia al verla.


 Es agradable ver como Sebastían del Amo amplía su panorama con esta cinta. El Fantástico Mundo de Juan Orol mostraba su respeto y cuidado por el cine nacional. Con Cantinflas hace lo mismo pero con un personaje que ayuda a expandir el alcance de su obra. Su crecimiento como director va en la dirección correcta y me pregunto si quedará como el biógrafo cinematográfico favorito del público.

Cabe destacar que esta cinta ha tenido un estreno previo en Estados Unidos, antes a su lanzamiento en cartelera regular en México. Una ruta que me suena acertada, alejada de una visión muy regional que parece tener buena parte de la producción nacional. Espero que tenga buena recepción en taquilla y no solo con público de sectores especializados, sino con todos en general.

A final de cuentas, Cantinflas es una película recomendable. Tanto el trabajo en su producción como la calidad actoral y la misma dirección nos dan en conjunto una cinta tanto disfrutable como recomendable.  Un enfoque que no se clava tanto en los aspectos negativos o polémicos del personaje, pero tampoco los evita.
more