11 de octubre de 2004

Jersey Girl

Padre Soltero
(no incluye Gumara ni Cesarín)
Por Pocholo y J. Ru.

Pocholo: Finalmente se termina el verano, y salvo un par de películas que se rezagaron en su estreno en nuestra ciudad, toda la espectacularidad y secuencias de acción han terminado… al menos hasta que comience la carrera de los oscares en diciembre.
J. Ru: Ahhh ese muñequito dorado que a más de uno le quita el sueño, los actores matarían por el y las actrices darían todo su colágeno por obtener el amor de Oscar. Quien no está precisamente en esta situación, es más nunca le ha preocupado mucho la opinión de la estirada Academia, es el director Kevin Smith que este año nos entrega su última comedia: Padre Soltero (nada que ver con César Costa).
Pocholo: Kevin Smith (el director de la cinta) siempre se ha caracterizado por mostrarnos una crítica sarcástica bastante divertida y acertada, haciéndolo ya del estilo de vida americano (Clerks), la sexualidad (Chasing Amy), la Iglesia Católica (Dogma) y hasta el mismo Hollywood (Jay & Silent Bob Strike Back). Sin embargo, en esta película, Smith nos muestra su lado mas rosa y convencional, aunque eso sí, más maduro.
J. Ru: En la más convencional de las historias de Smith, su actor fetiche, Ben Affleck interpreta a un publicista del mundo de la música cuyo único pecado fue enredarse con la J. Lo que gracias a todos los cielos tiene una participación minima en la película. Llegado el momento aparecen otros personajes que llevan al personaje de Affleck a replatear las cosas verdaderamente importantes de la vida, en un discurso que va de lo emotivo a lo cursi…
Pocholo: Una de las cosas más rescatables es la participación de Liv Tyler (¡mami!), interpretando a Maya, quien atiende un negocio de renta de videos y llega a conocer a Ollie (Affleck) cuando quiere rentar una película porno. Aparecen unas secuencias bastante divertidas y unos diálogos muy bien planteados… aunque a partir de ahí empieza a bajar el ritmo de la película…
J. Ru: Dejando atrás su punzante sentido del humor, Padre soltero, recorre los caminos de la comedia romántica convencional que en últimas fechas nos habíamos acostumbrado a cintas del mismo género pero con complicadas e ingeniosas resoluciones. Ahí están Embriagado de Amor o La Secretaria, dignos ejemplos de la comedia romántica bizarra… Sin embargo, Smith se va por la libre y con fáciles soluciones le da a la historia el tiro de gracia al presentar un final predecible a todas luces… eso si muy emotivo y digno de la mejor y más llena caja de kleenex, pero a final de cuentas predecible…
Pocholo: Desgraciadamente estoy de acuerdo. Smith es uno de mis directores favoritos, sin embargo como a la mitad de la historia, ya sabes donde va a terminar. Sin embargo esta película es bastante recomendable para verla con toda la familia, especialmente los padres… o las hijas…. o quienes quisieran ser padres y tener una hija. En general, la película se muestra como el trabajo más maduro de Smith, lejos de los chistes de gases y las felaciones a cadáveres en el mini super, y con un trabajo de fotografía que no se veía en ninguna de sus anteriores películas
J. Ru: Aunque por ahí se dejan ver algunos de los elementos característicos de Kevin Smith, como son los cameos. Para no variar aparecen personalidades tales como Matt Damon y Will Smith as him self, en una de las secuencias más entrañables de las cinta. Sin ser la mejor película de Smith, Padre Soltero se sostiene por el carisma de sus protagonistas y de esa enana disfrazada de niña que hace el papel de la hija de Affleck y López, Raquel Castro, la cual junto con Dakota Fanning de Hombre en llamas, han dictado cátedra de actuación a dos que tres pseudo-estrellitas en este último año. 

Números Paternales:
2: Cameos sacados de la manga pero super bien estructurados (Will Smith y la pareja de Affleck, Matt Damon)
13: Mínutos antes de que (gracias a Dios) eliminen a J Lo de la película.
7: Número de años que el personaje de Ben Affleck pasa sin.. como decirlo… una intima compañera sentimental… (que se lo crea su abuelita!)
5: Minutos de conversación necesarios para que convenza a la Liv Tyler de que le “eche una mano” para solucionar su deprimente vida sexual.