22 de noviembre de 2004

Mar Abierto

Mar Abierto
(Coctel de Buzo y Camaron)
Por Simbad el Mareado y El Sirenito


Simbad el Mareado: Una premisa sin la explotación adecuada, inevitablemente se convierte en un fracaso narra tivo. “Basada en un hecho real” y catalogada como una historia de horror y de suspenso (aunque a veces es mas drama que nada) es que llega a las salas de cine “Mar Abierto” (Open Water), opera prima de Chris Kentis.
Sirenito: La pareja de Susan y Daniel se toman sus merecidas vacaciones en alguna exótica playa con la intención de escapar de la rutina ahí toman un barco que los llevara a mar abierto para vivir la experiencia de bucear. El barco por azares del destino los abandona ahí sin nada mas que su tanquecito de oxigeno y todo un ejército de tiburones. ¡¡¡Ahhh pero quien los manda!! tan sencillo que hubiera sido  quedarse en la habitación del hotel con vista al mar… pero no, ahi van…
Simbad el Mareado: Siguiendo una tónica cada vez mas retomada por la generación del “rialiti chou”  es que se presenta esta historia que aunque pretende sacar sustos a cada rato y tenerte al borde de la silla, en realidad se enfoca en como una pareja enfrenta sus diferencias en pleno océano (algo tenían que hacer para distraerse de los tiburones). La lección es no pelearse en medio del océano.
Sirenito : …¿Y mantener la calma? Si es así entonces la película cumple su cometido, porque me tuvo muy quietecito en mi butaca ya que en la secuencias donde Susan se duerme de cansancio, yo también me eché una pestañita, pero de aburrimiento. No le voy a quitar su valor ya que está hecha con casi casi 2 pesos, pero sin embargo la cinta se olvida de eso que venden en los avances: suspenso, y cambio recibimos unas cuantas lecciones de civismo, zoología y convivencia marital.
Simbad el Mareado : “Y en el octavo día, Dios creó el Discovery Channel” Mejor vean este canal, aprenden mas, se divierten mas y gastan menos. Confieso que a media película un par de monitas sentadas a mis espaldas empezaron a platicar y me molesto bastante, sin embargo conforme pasaba la película me interese mas en las vacaciones de mis vecinas de butaca que en los tiburones en pantalla. Así de atrayente esta el  filme.

Pez a la Carta
12: Horas que la pareja pasó en el agua
90: Minutos que me la pase buscando a Nemo… era mejor identificar los peces que a los actores.
25: Costo promedio por tostada de ceviche.