2 de enero de 2005

Cocinando Churros y Palomitas

Cocinando Churros y Palomitas
Con Pepino Cheralta y Mario, el del Sazón


Pepino Cheralta: Buenos días, amigos y amigas que nos leen en casita… o en la oficina… o donde sea que leen ésta, su sección donde lo culinario y lo fílmico se entremezclan: “Cocinando Churros y Palomitas”

Mario, el de la sazón: Pues bien, antes que nada queremos agradecer la multitud de cartas que nos han llegando pidiéndonos la receta de el Cine del 2004. La cual es facilísima, vayan, corran por lápiz y papel que a continuación diremos los ingredientes.

Pepino Cheralta: Primero que nada necesitamos un buen guión, el cual con una actuación consistente nos darán una buena película. Claro que si le agregamos una buena fotografía y dirección de arte adecuada tendrá mas sabor, el cual, con una narrativa adecuada nos dará algo delicioso.

Mario, el de la sazón: Obviamente no podemos olvidar marinar con algo de humor, las cucharadas necesarias de acción y el éxito depende de que los efectos especiales se conjuguen con una especial difusión… ya que, ¿de que sirve el platillo si nadie se lo va a comer?

Pepino Cheralta: ¡Bueno, teniendo todos los ingredientes listos empecemos con la receta secreta para el Buen Cine en el 2004!

Mario, el de la sazón: Antes que nada tenemos que conseguir una buena receta o sea un buen guión, como el de la Sofia Coppola en “Lost in translation” una historia donde aparentemente no ocurre nada y sin embargo es todo un homenaje a la sencillez fílmica. Si no cuenta con la “Chofa” puede recurrir al guión de Charlie Kauffman, “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos” los resultados serán los mismos…

Pepino Cheralta: Sin embargo algunos pueden considerar eso un tanto aburrido, pero recordemos que los ingredientes no son nada si no los sabemos combinar y preparar de la manera adecuada. Un poco de acción oriental haciéndote el “Héroe” como Jet Li o atacar fuertemente con diálogos inteligentes y bastantes machetazos como Tarantino lo hizo en Kill Bill, mezclando el tributo, la acción y el cerebro con la épica fílmica.

Mario, el de la sazón: Es muy importante si quieren que su platillo funcione, déjenle las actuaciones a verdaderos expertos como Bill Murray en “Lost in translation”, Paul Giamatti en “American Splendor” o Jude Law en “Alfie” quien junto con Nia Long nos enseñaron los usos alternos de una mesa de billar.

Pepino Cheralta: No olvidemos que el platillo debe llevar un cuidado continuo en su preparación. Es por eso que las secuelas bien cuidadas que van desde Spiderman 2, Shrek 2, Kill Bill Vol 2 son más difíciles y mejor aceptadas al ser bien realizadas, ya que la continuidad y especialización del platillo logran un sabor mas consumado.

Mario, el de la sazón: Pero que me dices de la presentación del platillo? Hay que cuidar hasta el último detalle tanto de la fotografía (La joven del arete de perla y Collateral) como de la dirección de arte (Capitán Sky y el mundo del mañana) , claro sin olvidar esos efectos especiales (El día después de mañana, Spiderman 2) que le dan ese sabor que tanto gusta.

Pepino Cheralta: Casi tan importante como la frescura del platillo, es su costo. Sin lugar a dudas, el Pato de Temporada, la especialidad de Fernando Eimbcke es la mejor elección con la especialidad de platillos nacionales. Su bajo costo y su preparación concienzuda optimizando los ingredientes de la categoría de Daniel Miranda, Diego Cataño, Enrique Arreola y Danny Perea es sin lugar a dudas algo de rigurosa inclusión en nuestra dieta.

Mario, el de la sazón: Igual de importante para incluir en la dieta, son la carne de perro, pez, elefante y res. En “Dogville” Lars von Trier transforma a Nicole Kidman en la carne que comerán los despiadados habitantes del pueblo del mismo nombre Tim Burton nos regaló un “Gran Pez” para que este año las historias de amor paternal fueran una constante, ya que al igual que “Las invasiones bárbaras” ofrecen unos de los mejores platillos del año.

Pepino Cheralta: ¿Y que decir del Elefante cocinado a la Gus Van Sant? Es exquisito el apreciar como una historia tan cotidiana, tan cercana es una crítica muy acertada del modo de vida americano. Aunque si uno prefiere cosas mas exóticas, nada como la receta Del Toro, con un Hellboy bien cocido, protagonizado por un Ron Perlman increíble.

Mario, el de la sazón: Siguiendo con la receta, no deje de evitar toda la grasa posible de “Supersize me” donde todas las maravillas de la comida chatarra se conjugan para ofrecer un banquete exquisito, como el de la cruda realidad reflejada en “Retratando a la Familia Friedman” donde se deja al descubierto la paranoia en la que vive la sociedad norteamericana y que a través de este documental se nos muestra de una manera suculenta.

Pepino Cheralta: Bueno amigos, de esta manera terminamos, no sin antes recordarles que la próxima semana tendremos la receta para hacer un riquisimo churro (de esos que hasta te duele pagar la entrada al cine). Antes de despedirnos repasaremos que fue lo mejor que este año 2004 tuvo para ofrecernos en las salas cinematográficas.


Temporada de Patos
Retratando a la Familia Friedman
Supersize Me
Shrek 2
Spider-Man 2
Kill Bill
Héroe
Esplendor Americano
Elefante
Perdidos en Tokio
DogvilleLas Invasiones Bárbaras
El Gran Pez
Hellboy
Colateral