14 de marzo de 2005

Entre Copas

Churros y Palomitas al Ron
Por Barman y Looser

Barman : Copa tras copa, botella tras botella…. y entre Muestras Internacionales de Cine, Festivales de Cortometrajes Universitarios y películas nominadas al Oscar (que, para variar, llegan décadas después de su estreno) es que podemos tener una variedad bastante agradable al paladar fílmico. Sin embargo, por razones de un orden superior, en esta ocasión nos enfocaremos en…

Loser : …pues que sirvan la siguiente ronda porque ya me piqué… ahh si, nos enfocaremos (siempre y cuando y estos alcoholes lo permitan) a esta joyita llamada Sideways que nuestros amigos traductores tuvieron a bien ponerle “Entre copas”, flamante ganadora del premio de la Academia del mejor Guión Adaptado (premio de consolación que siempre dan los ruquitos esos a la favorita de la crítica: Pulp Fiction, Sensatez y Sentimientos o Fargo por poner un ejemplo.

Barman : En Sideways (perdón que no use el título en español, pero prefiero el original) Alexander Payne nos muestra una crítica muy sabrosa de los usos y costumbres gringos. En vez de hacerlo con machete y motosierra (como David Lynch, que le encanta diseccionar dicha cultura) lo hace suavecito y con escalpelo. Se enfoca en lo que será la despedida de soltero de Jack (Thomas Hayden Church) y como él y su mejor amigo Miles (Paul Giamatti) deciden pasar la semana anterior a la boda.

Loser : La pareja de amigos se embarca a un viaje por las regiones vinícolas de California.el Miles de Giamatti (como siempre, soberbio) es un novelista fracasado, sin obras publicadas, divorciado y panzón con la autoestima tan baja que decide crearse una especie de alter ego experto en vinos, solamente para solapar su alcoholismo. En el trayecto conocerán a dos bellas mujeres, que se encargarán de darles unas cuantas leccioncitas.

Barman:Y es entonces cuando el espíritu de aventura de Jack y la irremediable infravaloración de Miles se confrontan, ya que uno quiere gozar de su última semana de soltero y el otro solo quiere llevársela tranquilo. Sueños, mentiras y secretos se verán presentes, al mismo tiempo que varios momentos divertidísimos harán de ésta historia algo muy digerible y agradable.

Loser : Los diálogos más interesantes corren a cargo de la mesera de nombre Maya (mucho ojo con Virginia Madsen) al realizar una analogía entre las botellas de vino y la vida misma. El secreto de la vida está ante nuestros ojos, es tan evidente que ya hasta lo olvidé… Madsen merecía el Oscar tan sólo por esa secuencia…

Barman: Definitivamente es una película muy recomendable. Si quieren ver buenos diálogos, excelentes gags y un desarrollo de personaje muy certero, dejen el periódico en este mismo momento y vayan a verla. Aparte de distraerse un rato aprenderán bastante acerca de vinos, uvas, catar bebidas y demás, y de esta manera podrán impresionar a sus amigos en la siguiente reunión que tengan, quedando como todos unos conocedores.

Loser: Conocedor de su oficio es el director de origen griego, ya que anteriormente no había dado muestras de su arte con Election original y ácida teen movie donde exprimió al máximo a la ahora inexpresiva Reese Whiterspoon, así como también con las Confesiones del Sr. Schmidt, donde Jack Nicholson y Kathy Bates forman una de las mancuernas más memorables de los últimos tiempos. En ésta ocasión nuevamente el trabajo de los actores es excepcional teniendo como hilo conductor las relaciones humanas y los sentimientos genuinos. Definitivamente la propuesta fílmica de la semana

Grados de Alcohol:

2
: Actores contemplados originalmente para el personaje de Jack. El otro era George Clooney, pero el director penso que era demasiado famoso para el papel.
1
: Un solo premio Oscar para esta joyita. Viene siendo la “Lost in translation” de este año.
1 538
: Número de veces que tuvo que practicar sus tiros de golf el buen Paul Giamatti. Al final el tiro que se ve a cuadro lo hizo otra persona por que es muy mal golfista.
1961
: Excelente año para el Cheval Blanc. Si van a tomarse un buen vino, esa el que debe ser.
5
: meses que tuvimos que esperar para que se estrenara en México esta divertida comedia del “Maestro del Absurdo” Alexander Payne