10 de septiembre de 2006

La Inescrutable Experiencia Cinematográfica

Son las 10 de la mañana de domingo. Don Palomito platica con su amigo, el señor Churro (al cual le dicen así no por que sea bien “pacheco”, sino por que le encantan las películas folclóricas e inverosímiles… y piensa que “Snakes on a Plane” / “Serpientes en un avión” será la mejor película del año). Don Palomito, a quien le encanta ver comedias y películas entretenidas (léase “palomeras”) le comenta:

Don Palomito: Me duelen las rodillas, la espalda, el riñón y hasta las uñas de los pies... ¿crees que esté enfermo?

Don Churro: ¿Y ya te juiste a checar con el médico, compadre?, ¿Desde cuando te empezaron esas dolencias?

Don Palomito: Pos para serte sincero... todo empezó un día, una tardecita que no tenía nada que hacer y me encaminé al cine más cercano, hice la democrática fila, pedí mi boleto para Golpe de suerte con MI Lindsay Lohan, me dispongo a ver la película, previa media hora de trailers absurdos e insultantes como el de Amanda Bynes haciéndose pasar por hombre en “Una chica en apuros” o Salma Hayek en algo que se llama “Pregúntale al viento”. El caso es que como parte de la preparación para ver a MI Lindsay y pensando que ya había visto lo peor, no tienes idea el dolor de hígado que me dio ver a la nueva diosa de Hollywood en algo que ni como ayudarle... Golpe de suerte es mala como pegarle a tu mamá...

Don Churro: Yo por eso, pa' cuando se que las películas me pueden defraudar, voy con alguna de mis malas mujeres pa' que me hagan compañía… Así de perdida no salgo aburrido. Aunque déjame decirte que de repente lo que debería ser casual y sin complicaciones se convierte en todo un ritual que parece planeado por nuestros ancestros prehispánicos. Eso de llevarme una bella doncella la cual se postrará conmigo en el centro de la sala (desde donde se ve y se escucha mejor el asunto), y ataviarla con su cubetota de palomitas, los nachos para empezar, la cocota de 2 litros, los chocolates (por si se antojan después) y la nieve que tienes que rezar para que no se te derrita a media función… y eso es solo lo que me trago yo. Falta comprarle su botellota de agua y botanas “lait” para la chamaca… y de ahí a esquivar señoras con sus 7 chamacos gritones acomodados en las orillas de los asientos y demás obstáculos que hacen que se convierta en un logro ver una película.

Don Palomito: ¿Y que tal la ilustre maestra que lleva a su grupo de la secu no. 37 a ver al Brad Pig en Troya? "…y ahora viene cuando Paris se roba a Helena, la mujer más bella de la tierra conocida" " y ahora aparecerá cuando Aquiles muestra que la visita a Neoskin valió la pena" La doncente, pensando que iba a ver todo un tratado de historia para ahorrarse la clase en el aula, lo que realmente vio fue que Brad Pig es muy malo cuando no se le sabe dirigir o que su bronceado era más falso que Gloria Trevi.

Don Churro: Así pasa cuando sucede, mi estimado Don Palomito. Pero pos a poco no es requete bonito cuando uno se emociona viendo películas. Como esa que se estreno hace poquito con el buen Nacho Libre. Mira que aunque está hecha con gringos y les fallaron cosas que cualquier asistente regular al domo sabe bien de nuestro heroico deporte, me emocione bien harto cuando se lanza sobre las cuerdas y vuela Nacho cual ángel del pancracio para caer sobre el mendigo desgraciado enmascarado contra el que estaba luchando. O cuando vemos al chino este Yet Li peleando contra bien muchos artemarcialistas en esa película del “Sin Miedo” o “Fearless” dando golpes, patadas y patines a diestra, siniestra y Briviesca. Es de lo que hace que valga la pena ir a la pantallota a pesar del alto costo de la vida.

Don Palomito : Eso que ni que… Igual de re bonito como cuando el audio se desfasa, y parece que estamos viendo el doblaje de los Ricos también lloran en ruso, o cuando (¡aghhhhh) la imagen está alargada o los subtítulos y las cabezas cortadas. En fin, esto me ha hecho recordad que lo que mas me gusta del cine es precisamente el ritual de ir al cine. ¡Que vivan los mocosos gritones! ¡Que vivan los cachondos que van al cine para ahorrarse lo del motel! ¡Que vivan las mamás ahorrativas que mandan a los escuincles con sándwiches y cocas escondidas en el pantalón por el bien de la economía familiar! ¡Que viva la creme de la creme del miércoles de 2 x 1! ¡Que vivan los que se paran a aplaudir y a pedir otra… otra cuando la película les gustó! ¡Que viva Lindsay Lohan!

Llenos de ánimo y energía, Don Churro y Don Palomito se levantan y deciden ir a manifestarse… en el cine y ver los estrenos para luego platicárnoslos a todos nosotros. Recuerden que si quieren escribirnos con sus quejas, sugerencias, comentarios, invitaciones a tomarnos un café o decirnos el remedio para los males ocasionados por las malas películas, pueden hacerlo mandándonos un correo a churrosypalomitas@yahoo.com.mx o escribiéndonos un comentario en nuestro blog en http://churrosypalomitasonlain.blogspot.com/ donde siempre estamos felices de leer a nuestros lectores.