5 de octubre de 2006

Temporada 2, Episodio 6 - El Ilusionista


En donde hay bonitos trucos de magia y no todo es lo que parece.

Regresa el seño Lalo el Antivirus, digo Edward Norton en compañía de la sabrosita de Jessica Biel y Paul Giamatti a nuestras pantallas, con una película de Neil Burger (King… perdón, ando cambiándole los nombres a todos).

The Illusionist (el Ilusionista) es una película de la cual no se hizo mucho argüende. Honestamente hasta que vi el trailer hace tres semanas me entere de su existencia. La verdad me llamó la atención por ver otra actuación del buen Norton, quien sabe escoger sus proyectos… aparte de que Jessica Biel, aunque no es la epítome de la belleza hollywoodense, la verdad si esta bastante atractiva al ojo masculino.

La historia habla de cómo el buen Eisenheim (Norton) se convierte en el mago mas prestigiado de Viena, después de recorrer buena parte del mundo. En una de sus presentaciones se encuentra con Sophie (Biel) quien da la casualidad de que era su amor de cuando eran pequeños e inocentes y el cual se vio frustrado debido a que era un simple hijo de carpintero y ella pertenecía a la nobleza. Después de este reencuentro, se pondrán a prueba sus habilidades ilusorias tanto por el desgraciado del príncipe Leopold (interpretado por Rufus Sewell) como por el Inspector Uhl (¿Uhl? ¿Qué tipo de nombre es ese?, le hubieran puesto de nombre Inspector Quiensabe o Guadajel).

La película es una adaptación del cuento original de Steven Millhauser y debo decir que en el guionado se esmero muy bien el señor Burger King, digo, Burger, ya que de algo leíble en 20 minutos, se obtiene una película de 110 minutos. La música esta compuesta por el maestrazo Phillip Glass (de quien debo confesar que me da flojera escuchar mas de 5 canciones seguidas, ya que todas se parecen, pero que aún así es de los mejores compositores del cine contemporáneo) y da una ambientación bastante agradable. De igual manera la fotografía y manejo visual esta muy bien hecho, dándote la sensación de que efectivamente estás viendo una película de época.

Edward Norton no está al nivel de joyas que ha realizado como Fight Club o Amrican History X, sin embargo, da una interpretación sólida del personaje, aparte de que demuestra ser habilidoso con las manos (no piensen mal, con los trucos de prestidigitación). De igual manera el antes gruñón Paul Giamatti ahora se muestra como un policía interesado en avanzar en su carrera… aunque no a cualquier costo. Quien merece una mención especial es el buen Ruffus, ya que como príncipe sanguinario, ególatra, explosivo y con complejo de Dios es sensacional.

Desafortunadamente hay dos cosas de las que me tengo que quejar de esta cinta. A pesar de ser una cinta bastante recomendable, siento que los efectos especiales y visuales se pudieron mejorar de manera notoria (especialmente en la primera parte de la cinta) y esto es muy importante por que se supone que nuestro ilusionista es capaz de engañar el ojo humano con sus habilidades y trucos… y hay detalles que se notan sobre impuestos (cual truco del mago Frank). Finalmente tengo una queja sobre el fin de la historia… resulta que cuando… ¡chin!, mejor no les arruino la historia. Los que quieran saberlo, luego que vean la película, publicare en http://churrosypalomitasonlain.blogspot.com/ mi amarga queja con esa parte en particular.

En conclusión, una ambientación agradable, música sensacional y actuaciones sólidas hacen del Ilusionista una historia bastante disfrutable.

Recuerden que si quieren escribirnos, invitarnos a hacer trucos de magia o mandarnos cartas marcadas pueden hacerlo en nuestro blog, donde estamos más que felices de leer a nuestros lectores. ¡Hasta la próxima!

2 comentarios :

Anónimo dijo...

OYE, ESTA COLUNA ANTES LA HACÍAS CON JORGE RUBIO...PORQUE YA NO COLABORAN AMBOS???


SALUDOS

LUIS GÓMEZ

Churros y Palomitas dijo...

Desafortunadamente paso como con Lennon y McCarty, Chip y Dale, Batman y Robín, Viruta y Capulina y Petuca y Petaca... Después de una amarga pelea nos separamos y yo quede escribiendo para el Heraldo y él para Reforma...

Je, je, de hecho el buen Jorge casi no tiene tiempo para hacer las críticas en este momento, así que más por gusto que por costumbre las he estado elaborando yo. Espero que no esten tan aburridas como creo...

¡Saludos!