29 de diciembre de 2008

Milk

Cuando uno escucha el título de “Milk” para una cinta tal vez pueda pensar que es la visión más ambiciosa de la campaña promocional de los lecheros estadounidenses en donde se mostraban imágenes de deportistas, actores y personalidades con un bigote de leche, sin embargo, la más reciente cinta del director Gus Van Sant está lejos de esos esquemas y nos narra los últimos años de Harvey Milk en su cinta Milk.

¿Quién es Harvey y por qué es tema de una película? Por ahí de los años setentas fue el primer  personaje político abiertamente gay en llegar a tener una posición de poder, ya que formó parte de la mesa de supervisores de San Francisco, California. Sí bien ahora los gringos tienen a un presidente afroamericano, antes de él una de las figuras emblemáticas de la diversidad era el buen Harvey.

Interpretado por Sean Penn, Harvey inicia a cuestionar su vida ya que tiene 39 años y no ha hecho nada relevante. Mientras le comenta esto a su recién conocido amante bandido Scott (llevado a la pantallota con la cara de  James Franco)  es que empieza su viaje en el que se establece como la voz de los oprimidos, ignorados y vapuleados miembros de la comunidad Gay de San Francisco. ¿Cómo es posible que uno de sus miembros haya sido recientemente asesinado y ninguna autoridad haga algo más que ignorar este hecho? Harvey se encargara de que con un esfuerzo constante en tiempos desesperanzadores la hermandad homosexual gane, poco a poco, un lugar y un representante.

La cinta expone desde los puntos de vistas de las minorías, teniendo un momento muy peculiar cuando una lesbiana quiere colaborar en la campaña de Harvey y los demás miembros la discriminan… por ser mujer, ¿qué no era este movimiento acerca de dejar la discriminación? Y es así que nace desde la frustración un movimiento político.

La cinta no solo trata del aspecto político-motivacional y las ondas del “si se puede, si se puede”, sino que también podemos ver el conflicto entre Milk y Dan White (magistralmente interpretado por Josh Brolin), con quien se crea una rivalidad difícil y de fines fatídicos, pasando por los tradicionales y nefastos grupos cristianos ultraconservadores que buscan el mantener fuera de la sociedad a una comunidad activa a través de argumentos obtusos y retrogrados… aunque al parecer son convincentes para buena parte de la población (igual de retrograda y obtusa).  Por otra parte, también exploramos el lado afectivo de Milk, tanto en su relación con Scott como otra, más tortuosa, con Jack Lira (Diego luna con patillas, en un  personaje que se vuelve más molesto que bonito conforme transcurre la historia). Cabe destacarse que el manejo de escenas íntimas está muy bien cuidado aunque, desde luego, más de algún homofóbico deseará salir de la sala al verla.


Como en anteriores cintas, Gus Van Sant nos trae su toque y sensibilidad particular, acompañado del score (en ocasiones emotivo y manipulador) de Danny Elfman para mostrarnos lo poco que las cosas han cambiado. Treinta años después y la comunidad gay sigue buscando el respeto y el espacio que se merecen como parte de la sociedad,  sin embargo en cintas como estas uno puede ver y darse una idea de las bases de algunos de sus movimientos más representativos.

En conclusión, una de las mejores actuaciones de Sean Penn bajo la dirección de Van Sant hacen que la cinta sea imperdible… a menos, claro, que sean de la corriente antiprogresista y en pro de la típica familia norteamericana.  

6 comentarios :

b. dijo...

¡A mi no me gusta la leche!

Deja leo pues...

b. dijo...

Diego luna con patillas... juar juar juar!

¿Y se dan besos en sus bocas y así? órales! qué muchachitos tan desinhibidos estos.

No soy de la corriente antiprogresista y en pro de la típica familia norteamericana, soy más bien del grupo de pobres y proletariados de la clase media-baja de este país subdesarrollado que además de todo es completamente ignorante en temas de cine... ¡PLOP!

Pero te quieroooooooooooo!

Dan Campos dijo...

¡Blanche! ¿A poco eres intolerante a la lactosa?

Y si, fijate, si se dan sus besos en sus desos, digo, en sus bocas y toda la cosa. Pero eso si, muy bien cuidadas las secuencias.

;D

Paxton Hernandez dijo...

Y esta dónde la viste? XD

Soy de la corriente Anti-piratería.

Deja te acuso con la MPAA.

XD

Eddney Todd dijo...

Daaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan!!!!!!
Contesta lo que preguntô Paxton, ahora!!! :)

Y reservaste todas tus crîticas para el fin de anio?

Dan Campos dijo...

¡Paxton! No te apures, tambien soy de esa corriente. :p

Screener legal conseguido por mi ex editor de cuando estaba en Leondres. Voy a preguntarle a mi nueva editora si ella también puede conseguirme de esos, todo bajo la ley, claro. Digo, si uno tiene que preparar reseñas que se publicaran dentro de 3 meses, pos hay que tener el material.

¡Eddney! Contestado. Y no, no las reserve, solo que ahora si ando viendo peliculas. Ya solo me falta ver Petroleo Sangriento de las del bonche de DVDs sin ver.

¡Saludos y abrazos, carnavales!