29 de diciembre de 2008

Zack & Miri hacen una película porno

| 14 comentarios
Uno de mis directores favoritos es Kevin Smith. Si bien no es precisamente un cineasta talentoso, al menos sabe contar historias de manera divertida, aunque tiende a abusar un tanto de los chistes de “fuck and dick”. Con esto dicho, sus cintas más representativas han sido Clerks (con una secuela), Chasing Amy (en mi opinión, su mejor película), Dogma (con un cast peculiarmente impresionante ya que hasta tenia a Alanis Morrisete como Dios), Jay & Silent Bob Strike Back (irreverente e irrelevante para Hollywood) y la ya más madura Jersey girl. Mallrats no la incluyo porque no la he visto y además dicen que es medio malona.

Habiendo establecido la filmografía del director, “Zack y Miri hacen una película porno” es la misma historia que ha estado contando Kevin Smith desde Clerks, en donde vemos las tortuosas existencias de gente de clase media baja, que viven atendiendo detrás del mostrador (en esta ocasión en un café, onda Starbucks, pero región 4)  mientras batallan para encontrar el dinero suficiente para pagar la renta. En esta ocasión nuestros personajes principales son Zack (Seth Rogers) y Miri (Elizabeth Banks) quienes para salir del problema económico deciden hacer una película porno para obtener ganancias. Es entonces cuando entre amigos y gente encontrada en sus castings forman el equipo necesario para esta aventura. La historia da un giro interesante ya que, aunque Zack y Miri han vivido por casi una década juntos, siempre han estado en plan de roomies y jamás han tenido un encuentro sexual, cosa que cambiará durante la filmación, ya que después de todo, hay que sacrificar algo… y tal vez descubrir algo que no sabían que ahí estaba.

El humor de Smith está presente en la cinta y si bien en Clerks nos dio un chiste necrófilo y en Clerks 2 hubo un show de stripers con un burro, en esta ocasión aprovecha para explotar algunas de las peculiaridades de la realización del cine para adultos. Los gags temáticos como la primera idea para la cinta porno, títulada Star Whores (Las Putas de las Galaxias) así como otros más locales (aunque no por eso menos divertidos) están planteados de manera efectiva. ¿Alguna vez se preguntaron qué sería de Brandon Routh luego de estelarizar la fallida Superman Returns? Pues sale como actor porno gay en esta cinta.
Durante el desarrollo de la película no solamente tenemos el manejo de chistes sexosos, sino que también el desenvolvimiento emocional entre nuestros estelares, ya que dentro de una circunstancia peculiar es que ellos se empiezan a dar cuenta de que algo entre ellos podría darse, aunque jamás lo habían contemplado. Es necesaria la necesidad (y tal vez la casualidad) para que se animen a reconocerlo y explotarlo, en vez de negarlo renuentemente. El resto de los personajes tiene sus momentos, siendo el casting algo de lo más divertido que he visto, ya que podemos ver a gente como a Burbujas (interpretada por la leyenda del porno Traci Lords) que demuestran sus habilidades especiales que le dan su nombre. En la misma línea es agradable volver a ver a Jason Mewes, ahora desintoxicado y rehabilitado y lejos de su personaje de Jay (recurrente en las cintas de Smith)  aunque con su tradicional encanto bizarro.

La cinta es definitivamente recomendable para aquellos que nos gustan los chistes guarros de caca-culo-pedo-pis (como cantaban los Coconus y Enrique y Ana) y que podemos ver una comedia romántica fuera de los estándares hollywoodescos. Si no les laten los momentos coprofílicos, aléjense lo más que puedan de la cinta. Quedan advertidos, aunque eso si, la peli tiene uno de los mejores posters del año.
more

Milk

| 6 comentarios
Cuando uno escucha el título de “Milk” para una cinta tal vez pueda pensar que es la visión más ambiciosa de la campaña promocional de los lecheros estadounidenses en donde se mostraban imágenes de deportistas, actores y personalidades con un bigote de leche, sin embargo, la más reciente cinta del director Gus Van Sant está lejos de esos esquemas y nos narra los últimos años de Harvey Milk en su cinta Milk.

¿Quién es Harvey y por qué es tema de una película? Por ahí de los años setentas fue el primer  personaje político abiertamente gay en llegar a tener una posición de poder, ya que formó parte de la mesa de supervisores de San Francisco, California. Sí bien ahora los gringos tienen a un presidente afroamericano, antes de él una de las figuras emblemáticas de la diversidad era el buen Harvey.

Interpretado por Sean Penn, Harvey inicia a cuestionar su vida ya que tiene 39 años y no ha hecho nada relevante. Mientras le comenta esto a su recién conocido amante bandido Scott (llevado a la pantallota con la cara de  James Franco)  es que empieza su viaje en el que se establece como la voz de los oprimidos, ignorados y vapuleados miembros de la comunidad Gay de San Francisco. ¿Cómo es posible que uno de sus miembros haya sido recientemente asesinado y ninguna autoridad haga algo más que ignorar este hecho? Harvey se encargara de que con un esfuerzo constante en tiempos desesperanzadores la hermandad homosexual gane, poco a poco, un lugar y un representante.

La cinta expone desde los puntos de vistas de las minorías, teniendo un momento muy peculiar cuando una lesbiana quiere colaborar en la campaña de Harvey y los demás miembros la discriminan… por ser mujer, ¿qué no era este movimiento acerca de dejar la discriminación? Y es así que nace desde la frustración un movimiento político.

La cinta no solo trata del aspecto político-motivacional y las ondas del “si se puede, si se puede”, sino que también podemos ver el conflicto entre Milk y Dan White (magistralmente interpretado por Josh Brolin), con quien se crea una rivalidad difícil y de fines fatídicos, pasando por los tradicionales y nefastos grupos cristianos ultraconservadores que buscan el mantener fuera de la sociedad a una comunidad activa a través de argumentos obtusos y retrogrados… aunque al parecer son convincentes para buena parte de la población (igual de retrograda y obtusa).  Por otra parte, también exploramos el lado afectivo de Milk, tanto en su relación con Scott como otra, más tortuosa, con Jack Lira (Diego luna con patillas, en un  personaje que se vuelve más molesto que bonito conforme transcurre la historia). Cabe destacarse que el manejo de escenas íntimas está muy bien cuidado aunque, desde luego, más de algún homofóbico deseará salir de la sala al verla.


Como en anteriores cintas, Gus Van Sant nos trae su toque y sensibilidad particular, acompañado del score (en ocasiones emotivo y manipulador) de Danny Elfman para mostrarnos lo poco que las cosas han cambiado. Treinta años después y la comunidad gay sigue buscando el respeto y el espacio que se merecen como parte de la sociedad,  sin embargo en cintas como estas uno puede ver y darse una idea de las bases de algunos de sus movimientos más representativos.

En conclusión, una de las mejores actuaciones de Sean Penn bajo la dirección de Van Sant hacen que la cinta sea imperdible… a menos, claro, que sean de la corriente antiprogresista y en pro de la típica familia norteamericana.  
more

Paranoid Park

| 7 comentarios
Revisando la lista de películas que tengo atrasadas para ver (y no me había dado tiempo) encontré la de Paranoid Park. Creo que desde Elephant me volví cuasi incondicional a Gus Van Sant, ya que lo encuentro como una de las voces que mejor reflejan a la juventud estadounidense.

Si bien en Elephant Gus Van Sant nos transmitió un conflicto pasivo que termina por tronar de manera estridente, en Paranoid Park se toma un camino increíblemente distinto, donde el momento fuerte no es al final, sino que está presente casi desde el principio, y va desenvolviéndose poco a poco de manera suave alrededor de la narrativa iniciada por Blake Nelson, en cuya novela se basa la película.

Un guardia de seguridad ha fallecido. Las investigaciones llevan a que se empiece a interrogar a varios de los jóvenes de la zona, ya que al parecer pudo haber estado envuelto uno de ellos, más particularmente alguno de los que gustan de pasar el rato con sus patinetas en la zona del Brunside Skate Park (o Paranoid Park, pa’ la banda). Eres Alex (Gabe Nevins) y debes lidiar con esto, conflictos cuasi emocionales con tu novia Jennifer (Taylor Momsen) así como con los conflictos de identidad propios de la adolescencia.

Si bien la cinta no tiene actores muy conocidos, y dicen las malas lenguas que el actor principal fue “casteado” por su página de myspace, el peso recae más en la edición, la narrativa y la fotografía. Aunando esto con una musicalización bastante peculiar es que nos metemos más en el entorno de nuestro personaje, dándonos un acercamiento peculiar a sus ideas y conflictos. Es el entorno el que te hace sentir como él, no tanto sus ideas, aunque la narración en base a una carta que Alex escribe a modo de expiar sus demonios internos.

La cinematografía a manos de Christopher Doyle y Rain Kathy Li acompañada de la musicalización con tintes cuasi-subconscientes dan un ritmo a la cinta que, si bien es un tanto pausado, termina atrapando al espectador para que cuando llegue el momento fuerte uno lo reciba de manera directa e impactante.

En conclusión, una cinta altamente recomendable. Definitivamente de lo mejor de este 2008.
more

Burn after reading - Quemese después de leer

| 10 comentarios
Durante el 2008 los hermanos Coen se hicieron presentes en nuestras carteleras no una vez, sino dos, lo cual es relevante considerando que en 24 años que llevan haciendo cine han estrenado 13 películas, dedicándole su tiempo y espacio a cada una de ellas.  En esta ocasión mientras que ganaron la atención y múltiples nominaciones con No Country for Old Man (Sin lugar para los débiles) es en Burn After Reading (Quemes después de leerse) que Joel y Ethan Coen nos traen una película menos densa pero con su característico humor negro.

Burn After Reading trata sobre la aparición de un disco con información gubernamental confidencial en los vestidores de un gimnasio. Quien lo encuentra es Chad (Brad Pitt) un descerebrado entrenador que convence a su compañera Linda (Frances McDorman) que esto podría generarles ingresos económicos al devolverlo, ya que los verían como buenos samaritanos merecedores de una buena recompensa monetaria. A Linda esto le cae a todas margaritas, ya que ella está buscando el hacerse varias cirugías plásticas para mejorar su estética personal ya que, después de todo, vive de su imagen como instructora en el gimnasio.  Desafortunadamente lo que no sabe la despistada pareja de amigos es que el disco incluye información robada a Osborne Cox (John Malkovich) por su esposa Katie (Tilda Swinton) como parte de sus arreglos para su divorcio, ya que ésta prefiere arrejuntarse con su amante Harry Pfarrer (George Clooney en un personaje genial) el cual es adicto al sexo y tiene varias amantes… siendo Linda la última adquisición.

En el transcurso de la serie de enredos vemos al menos dos actuaciones verdaderamente memorables, que van desde el divertidísimo y cuasi-imbécil personaje interpretado por Brad Pitt el cual es menos que efectivo como negociador de efectivo, así como al adicto al ejercicio Harry (Clooney) quien nos deja ver que el viejo adagio de  “no porque sea paranoico significa que no me están siguiendo”. Aunque al parecer la narrativa es intrincada, la manera en que la cinta transcurre es bastante fluida, ayudada por los personajes y la manera en que se desenvuelven dentro de sus conflictos personales, teniendo inclusive bonitos momentos de romance, intriga y misterio… así como de estupidez irremediable (sobre todo en los momentos de Pitt).

Si bien son los pequeños los que hacen la cinta disfrutable, no por eso es un trabajo menor. Bastante recomendable para una tarde relajada de domingo.
more

26 de diciembre de 2008

Vicky Cristina Barcelona

| 9 comentarios
Quien pensaría que el cineasta y narrador por excelencia del estilo de vida neoyorquino a través de sus películas encontraría nuevos bríos lejos de su amado lugar. Woody Allen regresa con su cuarta película fuera de los Estados Unidos y nos trae nuevamente a su musa, Scarlett Johanson, en la cinta Vicky Cristina Barcelona.

Dos amigas (Rebecca Hall y Scarlett Johanson) se encuentran vacacionando en Barcelona. Mientras que Vicky (Rebecca) anda profundizando sus estudios para finalizar su tesis de maestría sobre la sociedad catalana, su amiga Cristina (Scarlett) busca despejarse y olvidar viejos desencantos amorosos. Es entonces que conocen a Juan Antonio (Javier Bardem), un pintor que las invita a pasar un fin de semana con él, en Oviedo, simplemente para pasar un buen rato y hacer un excelente trío, y no precisamente musical. Vicky se niega, sobre todo porque está comprometida y se casara en pocos meses, pero Cristina va gustosa y obligando a su amiga que la acompañe. Es entonces que inicia una relación peculiar que toma un giro más que interesante cuando entra un nuevo factor en la ex esposa psicótica de Juan Antonio, sensacionalmente interpretada por Penélope Cruz.

 
Lo primero que uno piensa al ver el desarrollo de la trama es que Javier Bardem es un bastardo afortunado, no solo porque inevitablemente tendrá arrimones sabrosones y relaciones desequilibradas con las otras tres protagonistas, sino porque da una de las mejores actuaciones de su carrera, demostrando que no solo es buen actor en películas en su lengua madre, sino que su papel en Sin Lugar para los Débiles no fue chiripazo y también en lengua inglesa sabe defenderse. La dinámica que establece con Cruz es la que nos brinda una fuerza tan intensa y caótica en pantalla, mostrando lo pasional y a veces destructivo que pueden ser las relaciones, a la vez que el personaje de la deliciosa Cristina (Scarlett) nos trae el conflicto de aquellos que no saben lo que quieren en la vida, mientras que su contraparte, Vicky, puede llegar a cuestionar todo lo que siempre quiso por un simple momento de pasión que es capaz de cimbrarle los cimientos morales y emocionales.

La fotografía tiene momentos exquisitos, haciendo gala del slogan de la cinta, “La vida es la obra de arte definitiva”, donde vemos no solo a nuestros personajes, sino la belleza de Barcelona. Después de todo debía lucirse, ya que el gobierno de la ciudad le pago la filmación a Woody Allen haciendo un comercial turístico sutil de casi dos horas. Tal vez el único punto malo sea el hecho de que no podemos escuchar en gran parte de la película el inglés de Penélope Cruz, a quien recordaremos en cintas como Bandidas o en Vanilla Sky dónde provocó momentos irrisorios involuntarios con ese recurso lingüístico, joder.

En conclusión, la cinta es muy recomendable, sobre todo para los fans de hueso colorado del señor Woody Allen, quien con su nueva musa y en tierras lejanas ha encontrado nuevos brios para traernos exquisitas historias.
more

21 de diciembre de 2008

Rudo y Cursi

| 10 comentarios
La sobre explotación de los clichés es uno de los males del cine nacional. Estoy hasta la madre de la visión del pueblito, de la gran urbe (el DeFe, ya que al parecer no existe otra, según los guionistas) y del cumplimiento del “Mexican Dream”, ustedes saben, el pueblerino que va a triunfar a la gran ciudad. Coño, yo soy originario de una ciudad pequeña y actualmente me encuentro reubicado en el Destritus (así como varios miles de habitantes) pero no me identifico para nada (igual que los varios miles de habitantes mencionados) con la falacia de la trama planteada.

El jueves pasado, mientras venía saliendo de la chamba, escuchaba en el radio una entrevista con Carlos Cuarón. Parecía que el fulano se estaba esforzando por hacer todo lo necesario para que nadie fuera a ver su película, mientras que el Sopitas le hacía preguntas. Mostraba un desconocimiento de la musicalización de la cinta, planteaba su “versatilidad citadina” al mencionar que ha andado desde con gente de Neza hasta de las Lomas (joder, creo que yo soy más versátil que el señor) además de que al parecer tenía la creencia de que mientras más nombres famosos tiraran de gente envuelta en su proyecto, más nos convencería de ir a verla (eso y el mencionar que él siempre le da el visto bueno a los guiones que su carnal dirige).  Honestamente representaba la antítesis de lo que me gusta ver en el cine nacional (con verdaderos representantes como Iván Ávila Dueñas, Jaime Aparicio o Everardo González, los cuales saben sacar proyectos de huevos aunque les termine costando uno y mitad del otro) y sin embargo fui a verla, con todo en su contra desde mi perspectiva personal.

Y…

Debo reconocer que me gusto.

Sip, me gusto. No es la gran cosa, pero me divertí bastante con la cinta y hasta me emocione. Hace un juego interesante de clichés absurdos, la vi luego de escuchar a un guionista/director cuyo proyecto es anunciado como la primera producción de “Los Tres Amigos” (Cuarón, Del Toro e Iñárritu) y honestamente es una vil mamada que dicho proyecto se encamine con el hermano de uno de ellos, y peor aun que salga a la luz con actores principales como los hermanos caradura, digo, Diego Luna y Gael García, dándonos la ilusión de que podríamos ver “Y tú mamá también… juega futbol” o algo así.



Pero bueno, ¿de qué demonios trata la historia? Dos hermanos que trabajan arduamente en un plantío de plátanos ven cambiado su destino cuando una oportunidad les cae en frente, pero solo a uno de ellos, ya que un agente descubre talentos conocido como el Batuta (Guillermo Francella) les dice que se llevará a uno de ellos a la capirucha a probar suerte en el futbol. El destino se define en un tiro final por parte del Tatto, el Cursi (Gael Garcia) contra su hermano Beto “el Rudo” (Diego Luna). Es a partir de ahí que los destinos de los hermanos se separan y reúne después demostrándonos que la vida es como un juego de futbol (aunque Alex Lora diga que es como un juego de ajedrez).

Entre los chistes que van de lo divertidos a lo pendejos, los momentos que pretenden reflejar la realidad del futbol en varias ligas, las intrigas amorosas y de la venta de productos para la salud, es que la historia transcurre entre la búsqueda del éxito musical por parte del Cursi, mientras su hermano usa (y abusa) su dinero en el juego.

La historia nos es mostrada por Batuta, quien funge de narrador, y nos da su peculiar punto de vista… claro, cuando es pertinente y no de manera consistente en toda la trama. La inocencia de nuestros personajes da para varios momentos entretenidos (y dejando en claro que los pueblerinos o rancheros estamos tapados del cerebro, claro está) y la historia pretende cerrar de manera circular de la misma manera que inicia. Después de todo, las inconsistencias mostradas desde el casting hasta el desarrollo pueden quedar de lado, teniendo bonitos momentos en que tanto Gael y Diego aparecen a cuadro (excepto cuando deben mostrar sus habilidades futbolísticas, quedando esto solo como comentario fuera de cuadro) después de todo, ellos son los que venden.

A final de cuentas la cinta es entretenida por momentos. Sigo sin entender porque me agrado, siendo que al analizarla tengo mucho más en su contra, que a favor. Tal vez sea el hecho de que finalmente estoy volviendo a ir a las salas de cine de manera regular que ya todo me parece maravilloso, pero en realidad no es (tan) mala. Qué importa que la selección musical sea dispareja o que el asistente de dialectos e idiomas haya sido Edgard (el fenómeno de youtube que se cayó, weee), a final de cuentas las fans de Gael o Diego la van a ir a ver… aunque sea el claro síntoma de todo lo que está mal en el cine nacional.
Para que vean que no soy mala onda con la película, les comparto el sensacional video musical representativo de la misma. 



PD
¿Alguien puede decirme cuál es la página oficial de la película? ¿Porqué la pagina no oficial tiene mayor cobertura, información y promoción que cualquier intento oficial?
more

16 de diciembre de 2008

3, 2, 1, ¡Acción!

| 11 comentarios


A todos mis estimados amigos, camaradas, lectores, similares y conexos que tomaron diez minutitos de su vida para registrarse y votar en el concurso de video 3, 2, 1, Acción, quiero agradecerles de la manera más sincera y (aunque suene cursi) desde lo más hondo de mi corazón. Gracias al apoyo y ese tiempecito de sus vidas que se tomaron hemos logrado hacer que "Milagro", un cortometraje desempolvado guionado y dirijido por su servilleta esté entre los 20 finalistas de dicho concurso.

Ahora en esta etapa, la votación para definir a los ganadores no quedará en manos del público en general, sino en manos de un selecto grupo selecto de gente como  Patrick Juarez, co-productor de “Azur” y “Azmar”; Juan Dakas, productor de “Torrente 2”; Sydney Borjas, director de estrategia Digital de la SDAE y Stuart Sutherland, productor ejecutivo de “Sharpe's Challenge”, “Sharpe's Peril” y “Hangman”.

En el transcurso de esta y la siguiente semana se llevaran a cabo las votaciones finales. Yo por lo pronto estoy increiblemente feliz porque hemos llegado a ser finalistas, ya lo que venga será ganancia. La competencia esta bastante cañona y el nivel alto, y el poder estar siendo comparado con ese tipo de trabajos es ya un honor posible gracias al apoyo y tiempo de todos ustedes.

Solo me queda decir...
Gracias.... ¡totales!
more

14 de diciembre de 2008

El día que la tierra se detuvo

| 9 comentarios
Estaba un día el director Scott Derrickson platicando con su guionista David Scarpa acerca de un proyecto para el cual ya tenían aprobado un presupuesto bastante decente para hacer una nueva versión de uno de los clásicos de la ciencia ficción del siglo pasado. Tenían el tiempo, el presupuesto, la historia pero les faltaba algo.

-Oye David… pero… ¿a quién se te ocurre podríamos poner como el actor principal?
-No sé, Scott… el personaje como lo tengo pensado debe de carecer de la capacidad de expresar cualquier sentimiento humano. Debe ser presentado como un ser plano y acartonado así como poco convincente al tratar de pasar como una persona cualquiera.
-Ummm… ¿Todavia tienes el teléfono de Keanu Reeves?

¿De qué trata la trama? Un objeto chocador no identificado (no es OVNI, ya que éste viene en directa trayectoria de colisión con nuestro planeta) es detectado y las agencias de inteligencia estadounidenses se preparan juntando a un equipo de científicos para prever no como detener el madrazo que se aproxima, sino que hacer después de que nos cargue el payaso. Para su sorpresa no hay ningún impacto sino que el objeto aterriza en el lugar de sucesos impresionantes por excelencia: Nueva York. De la ahora identificada como nave extraterrestre sale un individuo amorfo que responde al nombre de Kapsup, digo, Klaatu, el cual es atacado por el disparo siempre certero de nuestros héroes norteamericanos  (lástima que ni Jack Bauer ni Chuck Norris estaban cerca, así no se hubieran necesitado armas). Con el hombro herido es llevado a las instalaciones de extracción de información más cercanas donde se van dando revelaciones de que la tierra podría estar en un enorme problema… problema casi tan grande como el de su temible guarda espaldas con figura humanoide de 30 pisos de altura llamada Gort.

La premisa es la misma de la cinta original dirigida por Robert Wise y escrita por Harry Bates y Edmund North, sin embargo carece de la efectividad de la misma. Cuando uno ve el titulo de la cinta y el manejo original, en verdad uno siente la desesperación, el temor y el porqué la tierra se detuvo ante la llegada de los visitantes espaciales. El manejo de medios es increíblemente correcto y muestra una realidad aterradora, cosa que en la revisión se siente o muy noventera o muy prefabricada, aunque tratan de rescatar un poco cuando se mencionan detalles de que había información que la CIA y el FBI encontraron en internet y no a través de sus contactos de costumbre.

Pero… al menos tiene buenas actuaciones, ¿o no? Keanu está presente para delicia de sus fans, pero Gort, el organismo sintético de silicón  gigante tiene más presencia y trascendencia en la historia, y también actúa mucho mejor (ahora comprendo porque George Lucas piensa que es posible usar solo actores digitales).  Por otra parte y aunque me encanta Jennifer Connely, ésta presenta una mejoría con actuaciones anteriores pero sigue sin ser convincente del todo. Ah, y por cierto, también sale un mocoso odioso el cual uno ruega que muera de un balazo perdido o se lo coma Gort para terminar con su/nuestra miseria.

A pesar de buscar en manera semi exitosa el no basarse totalmente en la premisa de la original, abusa de los clichés y estereotipos del cine de manera horrible. Tenemos a una encargada de seguridad nacional completamente imbécil, a un capitán de las fuerzas armadas con acento texano (y completamente imbécil) así como a un presidente de estados unidos que aprueba medidas riesgosas (y completamente imbéciles), ¿y luego se quejan de que estereotipamos a los gringos? En la misma línea los personajes pseudo principales son la epitome del racismo (in) voluntario. El mocoso latoso es afroamericano prescindible mientras el científico más racional de todos es blanco, anglo sajón y protestante, mientras que otro científico árabe que aparece hace propuestas aparentemente irrisorias y todos se burlan de él. ¿Así o más tendencioso?


Si como algo funciona muy bien la película, es como un comercialote descarado. Desde los espectaculares en primer plano de Corona, pasando por los siempre presentes celulares de LG y llegando a que toda computadora tendrá el logo de Windows Vista. ¡Ah! Y recuerden que si dos extraterrestres se juntan en nuestro planeta, siempre lo harán en un McDonalds.

En conclusión, la cinta es recomendable solo para los fans de Keanu Reeves. A pesar de tener un par de detalles bien aplicados (sobre todo por los CGI’s) la cinta falla como una historia efectiva de ciencia ficción, que es lo que su predecesora hizo sin tanto presupuesto. Definitivamente me quedo con la original, que además tiene uno de los mejores posters del género.
more

The day that Dan stood still

| 11 comentarios
Durante la segunda mitad del año pasado e inicios de este tuve un sueño recurrente muy peculiar: voy corriendo dentro de un maltrecho edificio de estacionamientos, siendo perseguido. Al alcanzar el nivel más alto y no encontrar más a donde ir, decido saltar lo que aparentemente eran unos diez pisos. Dentro de las lógicas oníricas, al estar en plena caída me doy cuenta que (al parecer) el edificio estaba en la parte alta de una montaña, ya que mi caída se prolonga de manera peculiar hasta que finalmente me impacto en el techo de una casa. Increíblemente adolorido por el impacto me medio recupero y salgo de la casa a hurtadillas, buscando el no ser visto por los inquilinos. Todavía adolorido solo atino a entrar a una torre de cristal que está en seguida, donde me encuentro con tres personas que ayudan a entrar mi maltrecha persona al edificio donde misteriosamente me siento muy cómodo, casi como si estuviera en casa.

Independientemente de las interpretaciones así es como me estuve sintiendo durante los últimos tiempos.  El dejar mi vieja vida y buscar el iniciar otra ha sido un riesgo tremendo, un salto en la obscuridad... Pero cualquier cosa de verdadero valor en nuestras vidas, ya sea una carrera, una obra de arte o una relación, debe iniciar con semejante salto y en orden  de ser capaz de realizarlo debes dejar a un lado el miedo de fracasar y el deseo de triunfar. Debes hacer las acciones completamente sin miedo y sin deseo, porque las cosas que hacemos sin pretensión ni aprensión por el resultado son los actos más puros que podremos realizar.

Los pasados seis meses han sido particularmente retadores para mi (cosa que preveía antes de buscar iniciar un nuevo ciclo) y esto implicaba bastante cambios.  La calidad y frecuencia de los posts había bajado y si hablaba sobre alguna película, no era de estreno, esto por una simple y sencilla razón: deje de ir al cine. La última cinta que vi en forma en sala popular fue cuando fui con cierta señorita a ver The Dark Knight y después o reseñaba cintas ya vistas en festivales, o en DVDs que tenía arrumbados sin ver desde hace mucho tiempo. Afortunadamente había una que otra proyección gratuita o la invitación a la cineteca para hacer más ligera la travesía, pero aun así fue una espera bastante larga, así como una especie de “retiro en medio del todo” personal autoimpuesto. Digamos que la baja en mi frecuencia de idas al cine se debió, además a una precaria situación económica, también al hecho en que estaba eliminando varios de los elementos que yo consideraba parte de mi vida. Era básicamente la última etapa de una deconstrucción personal que inicio hace más de un año y que me sirvió para pasar a esta otra etapa, más rígida y complicada. Implicaba una desintoxicación de mi propia vida en un lugar distante y prácticamente sin nada de apoyo. Desafortunadamente se conjuntó con el recibir un par de decepciones/traiciones por  personas que consideraba cercanas en mi vida y el frágil equilibrio con el cual me sostenía se perdió. La prueba se volvió más rígida y me quebré emocional, moral, espiritual y hasta económicamente. Trate de ver si podía encontrar tal vez no apoyo, pero al menos un oído con una amiga para simplemente encontrar distanciamiento y descontextualización. Fue en este periodo que me tuve que adentrar en cosas que si bien me eran conocidas no había analizado cabalmente, sino que me eran simples recursos literarios, pero que ahora me servían para canalizar y comprender otros estados de conciencia y/o darme otra perspectiva.

Siempre me había preguntado qué valor tenía el simplemente ir por la vida únicamente aprovechando lo que se nos presenta en lugar de estar buscando retos u oportunidades. Si una persona es feliz o exitosa simplemente porque todo se le ha dado, que bien por ella, creo que el verdadero aprecio de una situación es cuando esta ha sido buscada y peleada más que simplemente otorgada. Lo importante no es el destino sino el trayecto que uno toma, y si bien hay trayectos más difíciles y complicados (que algunos juzgaran son innecesarios, como meterse en camisa de once varas), la realidad es que uno llega a tener una apreciación autentica de los logros por el costo y reto que estos implican.  A final de cuentas cuando la decisión es tomada con plena conciencia de sus implicaciones y se aceptan sus consecuencias es que esta tiene valor real.

Las complicaciones recientes finalmente han dado frutos. Es curioso como hasta el blog me empezó a generar ingresos vía patrocinadores, así como una oferta para colaborar en un proyecto muy interesante. 

Actualmente me encuentro a mi mismo renacido. Cambios que van desde lo físico hasta lo espiritual, así como un nuevo empleo peculiar que me está dando una exposición bastante interesante. Por cierto, esta semana deberán estar pasándose en televisión abierta un par de comerciales que edité y ando esperando algo de material para editar otras tandas dirigidas por Mandoki. Quién diría… Al parecer “las complicaciones innecesarias” terminaron rindiendo “frutos no previstos” logrando “cambios inesperados”. Eso, o todo fue parte de una estructura bastante interesante surgida de un acto puro inicial.  Pasó el momento de separar los elementos para unirlos y sintetizarlos después de un momento de pausa.
more

7 de diciembre de 2008

Juntos haremos el "Milagro"

| 14 comentarios
Así es, estimado lector. Aunque normalmente en este blog nos hemos caracterizado por ofrecer entre otras cosas, buen humor, comentarios eclécticos, podcasts con agradable producción y observaciones peculiares, bonitos videos cotorros y la ocasional propuesta de pseudo matrimonio, en esta ocasión, Dan Campos, autor de este blog, te está pidiendo un favor. Si, ya sé que el Teletón acaba de pasar y eso de hacer obras de caridad o donar dinero pasó de moda este fin de semana, pero lo único que te pido es 10 minutos de tu tiempo. ¿Para qué? Dejame explicarte.

Como el buen observador habrá notado, desde hace un tiempecito aparece un pequeño aviso en la columna derecha de este blog. Este aviso es para que quienes así lo deseen voten por el cortometraje "Milagro", escrito y dirigido por su servilleta, en el concurso de video "3, 2, 1, acción" de Yuglo

¿Cómo me puedes apoyar? El proceso es bastante breve y solo te tomara al rededor de 10 minutos. Lo primero que debes hacer es registrarte en el sitio. Para hacerlo ingresa en este enlace. Una vez que lo hayas hecho, ve a este otro enlace donde podras ver el cortometraje y votar por él. Los votos se asignan del lado derecho, donde dice "Vota aqui" y al pasar el ratón veras como se pintan de color azul unas pequeñas imagenes a modo de televisión. Si el corto te gusto, dale cinco puntos.

Aprovechando la ocasión, quiero agradecerles a Blanche, Alely, Carlos y Ed (entre otros) que ya hicieron el enorme favor de tomarse 10 minutos de su vida para registrarse y votar por el corto.  Así es, queridos lectores, solo les toma ese tiempo el ayudar a este, su humilde escriba (con hartas aspiraciones... excepto cuando anda malo de la gripe y tiene la nariz tapada) así que si quiere hacer algo para apoyar a quien redacta estas lineas, ya sabe como hacerlo. No te cuesta nada y estarás apoyando para que pueda ganar una camara de video HD con la cual podré grabar video escandalos y publicarlos como videoblog.
more

Fables

| 4 comentarios
Tu nombre es Blanca y eres la directora de operaciones y encargada de administrar los aspectos gubernamentales de una pequeña comunidad dentro de Nueva Yok llamada Fabletown. Ya llevas algún tiempo a cargo de esto, o al menos desde que el señor King Cole te dejó al mando hace algunos años. Entre las cosas que atiendes en tu día son las quejas de una señorita muy bella que se queja de lo bestial que luce (y a veces actúa) su marido, una cita para arreglar aspectos legales con tu ex esposo, que solía ser encantador (cual Príncipe Azul) así como revisar la orden del día con Bigby, quien tiene la fama de ser fiero como lobo y es el encargado de la seguridad de la comunidad.Todo aparentemente va normal hasta que se reporta el asesinato de tu hermana gemela Rosa y es entonces cuando en compañía de Bigby te adentras en la búsqueda del responsable para hacerlo pagar. Entre los posibles culpables está Lord Barbazul (quien tiene fama de no tratar muy bien a sus cónyuges en la noche de bodas), Jack (quien aunque trata de ser astuto no es muy brillante, ya que alguna vez compró frijoles mágicos), una amable viejecita que vive en una casa que parece de jengibre o inclusive tu ex esposo. 

Por cierto, tu segundo nombre es Nieves y si no te habías dado cuenta estás atrapada en la delgada línea entre la realidad y la ficción, pues eres un personaje de fábulas y del folklor popular, pero vives en el mundo real.

Para continuar leyendo la reseña y recomendación de la sensacional serie de comics de la linea Vértigo de DC, ir al artículo original en Siriusfem  Y para variar, nada que ver con el cine sino con los cómics.
more

Familia Tortuga

| 2 comentarios
Hay cosas que me cagan en verdad del cine mexicano. Es obvio que por la falta de presupuesto para la producción, esta tienda a ser minimalísta en la mayoría de los casos, sin embargo ya parece estilo predeterminado, como si existieramos en un perpetuo Dogma 95, con la pequeña diferencia de que nuestros directores no se apeidan ni Vinterberg ni Levring ni von Trier... eso y el hecho de que las realidades que quieren "reflejar" en ocasiones están increiblemente alejadas de las que asistimos a las salas de cines. Igual y eso es mi culpa por querer ver cintas alejadas o de la mamonería condechi/capitalina o de sus extremos opuestos donde el lirismo del ranchito o la comunidad alejana donde el simple hecho de estornudar y sacar mocos con una fotografía preciosista hace que valoremos en verdad la realidad que olvidamos cuando vivimos en el ritmo acelerado de la urbe.

Afortunadamente de un tiempo a la fecha ha habido obras que se alejan cada vez más de los cliches básicos y tratan de manera más acertada las historias que acontecen en una realidad que si bien, tal vez no me sienta plenamente identificado, al menos la reconozco como cercana, así como uno que otro escritor y director disvariado que puede hacer obras donde se atreve a tocar ciencia ficción, fantasía o acción lejos de los estereotipos básicos de que un pistolero mexicano o vive en la frontera, o es charro cantor.



Una cinta que estuvo recorriendo los festivales y circuitos especializados desde hace un poco más de un año es Familia Tortuga, una de esas rarezas que alcanzan distribución (siempre limitada) y si bien no es una joya digna de alabanzas sin cesar, si es una cinta que demuestra que si ha ganado premios a nivel internacional, es porque los merece.

¿De que trata? La típica familia disfuncional con la madre abnegada, el padre luchón y los hijos entre apáticos y egoístas (chavales a final de cuentas) esta en la víspera de un aniversario luctuoso que los marcó de manera definitoria. Bueno, no exactamente. Tachen a la madre abnegada como integrante de la familia y substituyanla por un tío que no carbura del todo bien (pero que es igual de abnegado y dedicado a la familia), un padre desempleado y desesperado, y los hijos igual de apáticos y egoístas, con la pequeña diferencia de que uno de ellos se está dando cuenta de su realidad y el otro de la realidad de que le rodea.

En el desarrollo de la historia vemos con un acercamiento muy peculiar al personaje/persona del tío Manuel (notese que ni es actor sino es tío del director) quien es el eje de nuestra querida familia disfuncional, apoyando a su cuñado (Dagoberto Gama), quien es un sindicalista que anda lidiando con los problemas de su desempleo y la posibilidad de iniciar un nuevo negocio. Por otra parte tenemos a José Ángel Bichir (a que tal vez lo recuerden por la genial Morirse en Domingo, entre otras)  quien (para variar) esta teniendo dilemas de identidad mientras que su hermana, interpretada por Luisa Pardo, anda viendo el como despedirse de su familia para iniciar su propia vida en compañia de su pareja sentimental (el cual tiene uno de los looks mas chidos que he visto en mi vida).

El manejo de la cámara es suficiente para la narrativa, aunque por buena parte de la cinta puede sentirse un poco claustrofóbica, debido al manejo de planos muy cerrados en donde me imagino que el 70% del story board indicaba medium close ups y close ups, sin embargo lo interesante de la cinta no es su fotografía, sino las reacciones e interpretaciones de nuestros personajes.

Una cinta lenta, minimalista y personalista, en donde el dilema principal es el estado de Rosita y Turquesa, las dos tortugas propiedades del tío Manuel, el cual es quien le da el verdadero sabor a la historia.

more