6 de julio de 2011

0.56%

2 comentarios :

Rackve dijo...

Como documental, creo, cumple su función que es la de retratar un hecho real, ya no importa si es objetivo o no, eso, sabemos que no es posible. Lo que me saca de onda es esa parte que dices, lo pudo haber hecho solo del df, pero para que metes esas entrevistas al señor de Merida, una sola entrevista en un estado, todo lo demás es df y zona conurbada. Como dices pudo hacer algo más grande o quedarse solo en el df, pero si todo es en el df, no metas una entrevista en Merida.
Ya hablando más cinematográficamente (ja, la palabra) la edición esta bien, es fluido, aunque hay un bajon en la parte después del desafuero, pero esta bien editado, Lyn Frankenstein no es la musicalizadora, pero tiene cosas chistosa la musica de banda o popular que pone en las marchas, las graficas no estan mal. Y aunque algunos de los entrevistados son conocidos publicamente, siento que tarda en identificarlos.
Y ya hablando un poco del tema, creo que le falto explotar más la parte de los medios, si te das cuenta, bueno yo estaba en la universidad cuando paso eso, y se veia como los medios de comunicacion hicieron una fiesta de eso, y creo que lo retrata bien Hagerman, pero no le da su lugar a los medios, si lo pongo pero no doy opinión de como los medios manipulaban mucho la opinión publica.

Saludos.

Dan Campos dijo...

Un dato interesante que es que la producción de este proyecto inicio en conjunto con la del documental de Mandoki. Cuando Hagerman vio para donde iba el compadre de AMLO decidió separarse, aunque en mi opinión no deja de notarse su tendencia.

Como bien mencionas, ¿para qué meter lo de Mérida o lo de Guanajuato? Se siente más a parche que a apoyo.