28 de julio de 2013

Explicando la taquilla


Nota: hice actualización de números en base a lo agregado este fin de semana.

Después de su lanzamiento y su fría recepción por parte de la audiencia estadounidense, parecía que todo estaba perdido para la más reciente película del director tapatío, Guillermo del Toro. Mientras que la crítica y “el internet” (ese señor tan ruidoso que dice tantas cosas y es citado frecuentemente en los noticiarios hechos con poca investigación) alababan la cinta que fue el primer blockbuster veraniego original, esto es, sin ser adaptado de otro medio o ser una secuela o precuela, los números no respaldaban con resultados concretos el ruido que se hacía en la red. 

Hace quince días, vía Twitter, estuvimos comparando números Christian  y Eduardo  al respecto, y sugería que mejor esperáramos dos semanas para ver si el efecto de la recomendación boca a boca ayudaría a que Pacific Rim generara números positivos luego de un primer fin de semana decepcionante a nivel taquilla. Hoy se cumplen esos quince días y mi original pesimismo no ha cambiado la gran cosa, a pesar de quienes quieren ver números optimistas con los avances en la taquilla internacional, en la cual se logró posicionar en primer lugar la película de los robots gigantes hace poco. ¿Por qué mi escepticismo? Analicemos algunos números a continuación.

Revisando los datos en Deadline, Pacific Rim lleva recaudado a nivel Estados Unidos un aproximado de 84 millones, mientras que la taquilla internacional le da otros 140 millones de billetes verdes .  Con esto, es más que suficiente para pagar el costo estimado de 190 millones que tuvo la película y hasta ganancia tiene. ¿Cierto?  Un éxito para Legendary, especialmente después de haberse separado del acuerdo que tenía con Warner Brother, quien para esta cinta apoyó con el 25% de la producción, dejando tres cuartas  partes del costo para el estudio legendario. En principio, este tipo de números suena bastante bien, sin embargo desde el principio de la discusión con Christian y Eduardo, les mencionaba que era necesario que se recaudaran alrededor de 400 millones a nivel internacional para que la obra tuviera un balance positivo. ¿De dónde sacaba esa cifra que parecía en su momento imposible de alcanzar? Simplemente es la forma en la que se hacen negocios en el cine.

El costo exacto de una producción puede ser truculento. En años pasados tuvimos una entrega de Harry Potter y la Orden del Fénix, la cual fue catalogada como un fracaso a pesar de haber hecho 967 millones en taquilla internacional. ¿Cómo es posible que una película que generó tanto dinero se hubiera se considerara un flop en el que incluso se perdieron 167 millones?  Al revisar las cifras oficiales de Warner uno se encontraba con movimientos y costos casi incomprensibles, como el costo de distribución, el cual a final de cuentas también pagaba Warner.  La matemática de la industria parece contener más misterios que un thriller con asesinos seriales. 

Vamos estableciendo algunos números básicos.  Si una película cuesta 100 millones en producirse y genera 100 millones en taquilla, eso significa que el estudio recuperó la inversión, ¿cierto? Claro que no. De entrada el dinero recaudado  no va en su totalidad al estudio.  Simplificando números, un aproximado al 50% se queda en las salas exhibidoras, lo cual es más fácil que caiga a los bolsillos de un señor Ramírez antes de que a Del Toro le toque su mochada. Esta cifra varía según la cinta. Casos como Inception resonaron a nivel nacional, haciendo que tuviera primero un lanzamiento en Cinemark debido a que ese complejo le pagó la cantidad que Warner quería por dicha cinta y que era superior al porcentaje regular. Otro caso más reciente es el de ¿Y qué pasó ayer? En su tercera entrega, teniendo una exclusiva en nuestro país en Cinemex y Cinemark ya que la cadena de Cinépolis se negó a pagar lo solicitado por el estudio.

Entonces, ¿Cuánto dinero corresponde a la exhibidora y cuanto al estudio? Eso varía en cada película. Al revisar los records de cadenas como Cinemark, podemos ver que usualmente el 54.5 por ciento de lo recaudado en taquilla va a los distribuidores y el resto se queda en la exhibidora. Oh, cierto, en caso de que no se hubieran dado cuenta, las películas no van directamente del estudio a las salas de cine ya que hay alguien encargado de manejar su distribución y que también cobra su tajada. 

Entonces, si una película recauda 100 millones en taquilla, un aproximado del 50% se queda en la exhibidora.  Pacific Rim recaudó 224 MDD a nivel mundial según la cifra mencionada (más lo que se acumule) de los cuales 112 irían al estudio. Eso no cubre el costo de la producción todavía.  Pero faltan más datos al respecto. 

Dependiendo de quién maneje la cinta, los costos pueden variar según el alcance que tenga. No es lo mismo Cine Canibal distribuyendo Mucho Ruido y Pocas Nueces de manera limitada en el Distrito Federal y zonas aledañas, a Warner Brothers distribuyendo una de sus películas con multiples copias por sala a nivel internacional. Esto también se ve afectado por el porcentaje de ganancias que deje la película. Simplificando números, si una película hace 10 millones, al distribuidor le corresponde el 45 por ciento de ese dinero, pero si la película logra 300 millones, el distribuidor se lleva un 60 por ciento. Mientras más exitosa sea la cinta, mayor la tajada para el distribuidor.

Ya hablamos del dinero que le corresponde a las cadenas exhibidoras  quienes básicamente reciben la mitad, y la otra mitad le corresponde a la distribuidora. ¿Y qué pasa con el estudio?  Una vez que la distribuidora recoge su dinero, toma su porcentaje, el cual usualmente asciende a un 15% y el resto se lo entrega al estudio. Después de todo, las copias no son gratis, aunque los costos han disminuido gracias a que se manejan copias digitales en lugar de impresiones de 35 milímetros, las cuales implicaban mayor espacio de almacenamiento y transporte para llegar a las salas de cine. Será interesante analizar los números en los próximos años, ya que incluso a nivel nacional se han hecho pruebas y proyecciones en streaming, por lo cual no es necesario que llegue una copia física en disco duro a una sala para su exhibición. Sin embargo, el costo del ancho de banda y los servidores desde donde se jala la película se agregaría en compensación por el costo del transporte y gasolina usados antes para manejar las copias. 

Entonces, si de 100 millones recaudados, 50 se quedan en la exhibidora y 15 se quedan con la distribuidora, eso nos da un sensacional 35 para el estudio. Traduciéndolo a números de Titanes del Pacífico, eso sería 95 millones aproximadamente, de los 224 recaudados cuando se hizo este texto. La película todavía no recupera su costo a pesar de que la distribución la hace parte del estudio.  Además  la recaudación internacional, por más importante que sea, no es tan fácil de contar como dinero en el bolsillo como los optimistas querrían.  Hay casos como las cintas de Las Crónicas de Narnia o Terminator: Salvation, que hicieron mucho más dinero fuera del territorio estadounidense, pero eso no las cataloga como redituables.  De acuerdo a datos manejados por Edward Jay Epstein, de The Hollywood Economist, los estudios toman un apróximado del 40 por ciento de los ingresos internacionales, sin embargo después de los costos de exportación, copiado, distribución y marketing, a lo mucho les corresponde un 15% de la taquilla internacional. Eso significa que de los 140 millones recaudados a nivel internacional, le corresponderían 21 millones al estudio. Eso lo agregamos a unos optimistas  84 mdd recaudados en Estados Unidos, que si les quitamos la tajada de exhibidora y distribuidora nos dan unos 35.7 millones. Eso significa que para pagar los 190 millones de dólares de la producción, tenemos un gran total de 56.7 millones. Ese dinero no cae directamente para Legendary, quien pagó el 75% de la producción, sino que la primera tajada le corresponde a Warner, quien además distribuyó la cinta. Para que la cinta sea redituable necesita recaudar más dinero en taquilla, y además recuerden que esos mismos costos que se mencionan sobre  los números internacionales, también tienen sus similares en la distribución en Estados Unidos, con el costo de marketing y similares que no hemos restado todavía.

Pero, al final el dinero se puede recaudar por venta de DVDs o BD, playeras, juguetes, exhibición en aviones, televisión, etcétera. Claro, en realidad lo recaudado en taquilla cada vez representa menos en el esquema de las ganancias totales generadas por una película. Recuerden que las películas de Batman y Robin y Batman Eternamente fueron creadas para vender juguetes. Sin embargo, ¿dónde está esa mercancía de Pacific Rim? Yo quiero comprar mis robots para jugar, digo, para decorar un librero, pero no están a la venta ni siquiera en nuestro país, y no es tan fácil conseguirlos en Estados Unidos como para que represente una fuente de ingresos concreta y estable.

¿Está todo perdido para Pacific Rim? Claro que no, sin embargo no me atrevo a ser optimista con cada número nuevo que sale sobre lo recaudado en otras partes del mundo por dicha cinta, especialmente si consideramos que cualquier secuela tendrá que ser pagada principalmente por Legendary, quien cuenta con los derechos de la obra, y a quienes el dinero llegaría hasta el final. Si consideramos su plan para hacer un gran blockbuster cada año, empezando con la película de Del Toro, se dieron un gran tropiezo con los números de recaudación de las primeras semanas.  Hay que recordar que no porque se haga mucho ruido en las redes sociales significa que una película es buena o está generando mucho ruido en las cajas registradoras por los ingresos. 

Finalmente, una nota optimista, aunque es con datos de una cinta muy distinta a la mencionada de Pacific Rim. Este caso sirve para ejemplificar de dónde vienen las ganancias totales de una película. Retomando  ejemplos ya establecidos, me encontré con el caso de Scream 4. La cinta costó 40 millones, recaudó 38.2 en estados unidos y logró otros 58 millones a nivel internacional.  Las ganancias totales de esa cinta se pueden dividir de la siguiente manera:  

Renta en video: 40% (61, 120,000)
Exhibición en cines: 25%  (38, 200,000)
Exhibición en TV de cable: 12% (18, 336,000)
Exhibición en  TV de paga: 8% (12 ,200,000)
Exhibición en PPV: 7, 640,000
Mercancía: 7,640,000
Ventas digitales: 4, 584,000
Televisión abierta: 3,056,000

En conjunto, eso nos da un sensacional total de 152,800,000.  Nada mal para una película que recaudó en Estados Unidos menos de lo que costó. Sin embargo, la gran mayoría de ese dinero recaudado no se verá hasta más de un año después de su lanzamiento. Además cabe destacarse que los BD, las playeras o los juguetes no son gratis y tienen un costo de producción que no se está mencionando aquí y que debe de ser pagado antes de que se cobren las ganancias.  Al final, hay esperanza, pero es a largo plazo.

Enlaces de interés: 

¿Cómo hace dinero la industria fílmica?
¿Cuánto dinero debe hacer una película para ser redituable?
Datos interesantes sobre las fuentes de ingreso en taquilla (foro)

7 comentarios :

Mozzter dijo...

Tendría que suceder un milagro de aqui al próximo domingo, para que este asunto salga cuando menos tablas. Aunque no creo que eso afecte mucho, ya estan pensando en la secuela.

Lo que si es "alarmante", es la cantidad de dinero que le están metiendo para producir y promocionar películas de este estilo (veraniegas pues). Si, es un buen negocio, pero ya se han dado algunos fracasos bastante grandes (Disney) que de a poco prenden las luces, sino de alarma, si de prevención. Yo creo que tienen que bajarle de revoluciones. hay que meterle mas coco y menos billetes al asunto.

Dan Campos dijo...

Pues la cinta sigue recaudando conforme se aumentan mercados pero ya sus numeros se enfriaron mucho.

Del Toro venía anunciando secuela desde semanas antes del estreno de la película.

Curiosamente, las cintas de terror de las últimas semanas fueron las que dieron mejores dividendos. Ya se nota un cansancio tanto con el 3D como con el Blockbuster, además de que cada vez es menos costeable hacerlos. Iron Man 3 paga por fracasos como Lone Ranger pero no es un modelo sustentable.

Dacrux dijo...

lo mismo paso con dredd fracaso en taquilla pero en bd dvd ya hasta piensan sacar parte 2 asi que aún no perdere la esperanza hahahahahaha

Mozzter dijo...

Si, va avanzando. Pero estaremos de acuerdo que la curva ya va para abajo. Lo que no hizo en las primeras dos semanas, es imposible que lo haga después.

Por ahí leí que si estaban muy entrados con la secuela, pero igual como dices, son habladas. En todo caso yo prefiero que Del Toro se aviente con HellBoy 3. Ya Ron Perlman hizo algún comentario para ver si al proyecto se le movía una patita.

Y es cierto, el cine de terror es al que mejor le va. Los costos "minimos" que manejan hacen que sea muy redituable. El boca a boca funciona a la perfección. Con 100 millones en taquilla sacan por mucho lo invertido. Eh ahí un ejemplo de como optimizar costos y no morir en el intento. Igual con los proyectos de directores emergentes, no necesariamente en el género de terror. District 9 por ejemplo. Aunque estoy seguro que tras el éxito, Bloomkamp tendrá un presupuesto entre 7 u 8 veces mayor al que se invirtió en su primera película. El caso es que está mas que demostrado que metiendole coco al asunto, no se necesita de decenas (o centenas) de millones de dolares para que algo funcione o haga ruido.

Dan Campos dijo...

El cansancio del blockbuster ya pega duro a la taquilla. Después de todo, el dinero para ir al cine no crece en los árboles.

Lo fascinante es que con cualquier número, los Pacific Fans se siguen emocionando. ¿9 millones recaudados en China es un número grande? De esos 2 llegaran a Estados Unidos cuando se arregle el problema de los impuestos, y de esos 2, ni 1 le toca a Legendary.

Por lo pronto, me emociona más la nueva película de Ben Stiller antes que cualquier secuela de robots gigantes.

Mozzter dijo...

¿Y entonces, quien va a cancelar el apocalipsis ... Japón? :P

Dan Campos dijo...

Batman.

http://oyster.ignimgs.com/wordpress/stg.ign.com/2013/08/Damian-666.jpg