7 de julio de 2013

Pacific Rim

El fin del mundo como lo conocemos ha llegado. Mientras que todos esperaban que la invasión extraterrestre llegaría del cielo, la realidad es que el enemigo estaba en nuestro planeta. ¿Qué podemos hacer para defendernos de los ataques de entidades gigantes cada vez más monstruosas que están dispuestas a destruir todo a su paso?  La respuesta la tiene el director tapatío: debemos construir nuestros propios monstruos para combatirlos.

Para descargar el podcast sobre Pacific Rim (Titanes del Pacífico), click derecho con el ratón en este enlace y seleccionar la opción "guardar como". Para escucharlo, ahí tienes el reproductor de la columna del lado derecho así como el de la parte de abajo. Para suscribirte al podcast via iTunes, da click en este enlace. En caso de que quieran saber más sobre Atlantic Rim, la "precuela no oficial" clase Z de la cinta de Del Toro, dejen su información de contacto después del click, o en Facebook.  




  
Pacific Rim (Titanes del Pacífico) trata sobre como un equipo encabezado por Stacker Pentecost (Idris Elba) debe mantener a raya la invasión de kaijus (monstruos) que acechan nuestro planeta. Para lograrlo, cuenta con el apoyo de una comunidad internacional que creó robots gigantes conocidos como Jaegers (cazadores), los cuales tienen el propósito de combatir dichas creaturas. Entre los pilotos de los herederos de Mazinger Z tenemos al poco ortodoxo Raleigh Becket (Charlie Hunnam), al impetuoso Chuck Hansen (Robert Kazinsky) o a la inexperta Mako Mori (Rinko Kikuchi). En conjunto con el apoyo científico del Dr. Newton (un genial Charlie Day) y el Dr. Herman (Burn Gorman) buscan como detener la constante invasión de los monstruos.

Guillermo del Toro es de esos personajes queridos por todos pero que en realidad no ha tenido gran trayectoria en el terreno del cine. Cronos lo puso en la mira de la crítica y el público, lo que lo llevó a trabajar en Hollywood en una tortuosa experiencia en Mimic, regresó a nuestro país y terminó haciendo más obras en España, en donde logró su trabajo más personal con El Laberinto del Fauno, el cual también recaudó mejor taquilla, a diferencia de sus queridas pero poco redituables cintas de Hellboy. Después de eso tuvo proyectos que sonaban increíbles como su participación en el Hobbit (cinta que terminó abandonando por problemas con la producción), la idea de realizar Las Montañas de la Locura, con Tom Cruise como estelar (cosa que se derrumbó por diferencias con el estudio, que quería una cinta más apta para todo público) y así podemos seguir con una buena cantidad de proyectos con su nombre asociado. Pacific Rim es su primera cinta concretada desde hace cinco años en donde retoma el papel del director.



 

¿Qué podemos esperar de Titanes del Pacífico? La afición que tuvo Del Toro por las series orientales de su infancia se ven proyectadas en la cinta. La premisa es muy básica y simple: robots gigantes contra monstruos gigantes. Claro, hay elementos que podrían ayudar a desarrollar personajes y dar un trasfondo, pero son mas cosméticos que otra cosa. Tristemente parece que la percepción del público en general es que es una copia barata de Transformers, Neon Genesis Evangelion, o cualquier otra historia con robots gigantes que recuerden de su infancia. Esta visión tan simplista me trae a la mente el “argumento” de que todas las películas sobre Vietnam son iguales. Bajo ese mismo precepto, Cara de Guerra y Apocalipsis Ahora son idénticas, como todos lo hemos sabido.

El trabajo visual realizado por Del Toro y Guillermo Navarro es impresionante. El diseño de personajes luce en pantalla y nos transporta a una visión más “realista” (tan realista como es una película de ciencia ficción) de lo que sería tener a los gigantes de acero cruzar la ciudad. Esto aunado a un trabajo de post producción cuidado al extremo nos brindan una cinta que no defraudará a quienes quieren ver espectacularidad en pantalla. Del Toro retoma elementos característicos de su cine como la creación de monstruos que salen del estereotipo hollywoodense o la inclusión de elementos mecánicos, y da una sensación retrofuturista en algunas escenas. Aspectos visuales como proyecciones holográficas choteadas hasta el cansancio desde Minority Report o Iron Man tienen un enfoque más práctico en esta cinta y lucen increíbles en la proyección en 3D además de que se sienten funcionales y no solo como lucecitas apantalla-rancheros.

Después de ver la conversión digital de Man of Steel estaba escéptico al posible resultado que tendría Pacific Rim. Afortunadamente se nota que esta cinta tuvo un trabajo más que adecuado coordinado por Katherine Rodtsbrooks ya que se siente no una separación de capas o elementos planos sino un verdadero volumen en toda la obra. El manejo de ritmo es dinámico pero no “mareador” (cosa de lo que se acusó injustamente a la cinta de Supermán)  por lo que las peleas a gran escala lucen gracias a la edición de Peter Amundson y John Gilroy. Claro, hay destrucción masiva aunque no vi manifestaciones en el Zócalo por la muerte de personajes ficticios inocentes, como ocurrió con la ya mencionada cinta del Hombre de Acero. ¿Qué importan las suposiciones de muertes fuera de cuadro cuando tenemos la espectacularidad del blockbuster a todo lo que da? Especialmente cuando es acompañada por la música de Ramin Djawadi, encargado de musicalizar las cintas de Iron Man.


Mientras que el desarrollo de los personajes humanos es más cosmético, habiendo poco pero suficiente desarrollo de personajes, encuentro más fascinante la historia (o leyenda) de los grandes robots defensores de nuestro mundo. Los Jaegers cuentan con una identidad visual correspondiente a su país de origen, y aunque hay quienes quisieran ver un robot mexicano, los principales son 4. El protagonista Gipsy Danger (el equipo local de EUA, manejado por dos hermanos con técnicas poco ortodozas), Cherno Alpha (robot de primera generación de origen Ruso con un manejo visual industrial y un reactor nuclear por cabeza, que jamás ha perdido una batalla en 6 años), Crimson Typhoon (el poder de la maquinaria china, con tres brazos y tres pilotos, al cabo los chinos tienen recursos humanos para usar a su gusto) y el representante australiano Striker Eureka (manejado por padre e hijo y son los nuevos héroes, más impetuosos y con el robot más rápido y poderoso de todos).  En conjunto me recuerdan los mejores momentos de Mazinger Z, serie animada que contaba con geniales diseños cada episodio.

A final de cuentas, Pacific Rim es de las cintas veraniegas que dejan un mejor sabor de boca. Con un manejo de ritmo dinámico deja pocos descansos al espectador que quiere acción y espectacularidad, pero no se siente saturada. La cinta vale la pena verse en 3D, pero sean cuidadosos en la sala en que vayan a verla ya que la mayoría de los complejos de Cinemex o Cinépolis tienden a proyectar las cintas sin calibrar correctamente sus proyectores, lo que ocasiona una imagen opaca. La cinta es visualmente impresionante y merece tener buen resultado en taquilla gracias al excelente producto que resulta en pantalla. Diantres, me emocionó tanto la película que después de verla quería ir a comprar las figuras de acción delos Jaegers mencionados y llevarme la acción a mi casa.  Te culpo, Del Toro, me hiciste revivir lo divertido de ser niño con esta película.

2 comentarios :

Dacrux dijo...

efectivamente hay de aquellos que comparan transformers con los jaegers y eso solo de las peliculas, como sea se ve canijo al momento que recupere el dinero invertido asi que a disfrutarla una y otra y otra ves por que no creo que haya una segunda parte :P

Dan Campos dijo...

Si la hay, será onda Hellboy 2.

El público de a piso decía "Es Voltron contra Godzilla". El problema es que los ñoños somos muy ruidosos y creemos que tenemos la verdad. ¿Por qué no le fue tan bien en taquilla? Por que no somos mayoría.

Lo bueno es que la disfrutaste, aunque al soundtrack le falte una rola. :p