15 de septiembre de 2013

Diente por Diente

Es difícil tratar de hacer una historia con héroes identificables en el medio mexicano. Tras intentos que han sido más o menos exitosos como las películas de Días de Gracia o incluso Colosio es que finalmente llega a la cartelera ¿regular? mexicana la película de Miguel Bonilla titulada Diente por Diente, en donde un periodista se da a la labor de llevar justicia en la caótica ciudad de México.  


Hay que recordar que a pesar de la cercanía, México no es Estados Unidos, aunque busquemos copiar sus usos y manejos. Mientras que haya se hacen cómics, aquí tenemos mayor tradición con los moneros. De igual manera mientras que un reportero estadounidense se puede lanzar como héroe que busca la justicia, en nuestro país es más fácil encontrar a personajes como Pablo Kramsky (Poncho Borbolla).   Kramsky trabaja como escritor de nota roja. Dentro de la cotidianeidad es que hay un robo en su casa, evento que lo lleva a cargar siempre un arma, para protegerse de lo que pueda pasar. Debido a su falta de experiencia es que un día termina asesinando a una persona que no precisamente era inocente. ¿qué es lo que puede hacer al respecto? Relatar lo sucedido con objetividad periodística. Claro, evitando el detalle de que él fue quien cometió el suceso y encubriéndolo al hablar de un posible vigilante que se dedica a rescatar a las maltrechas víctimas que podría tener el crimen desorganizado de la ciudad.  

Debido a que es difícil creer que un héroe desinteresado podría existir en nuestra ciudad, es que Bonilla nos da no al personaje que merecemos, sino al que podríamos necesitar en nuestro entorno urbano. Entre thriller y comedia negra espasmódica es que la cinta avanza y se desarrolla... aunque desafortunadamente la historia del Vengador Anónimo no tiene tanto que ofrecer y la cinta se puede sentir como un cortometraje alargado innecesariamente.  



Entre lo mejor de la cinta son las actuaciones, particularmente la aparición de Carlos Cobos  quien da momentos bastante divertidos, así como el personaje de Vanessa Cianghuerotti, quien se manifiesta como la deseable y deseada secretaria que se da y no solamente a desear.  

La cinta, la cual tuve oportunidad de verla en la emisión del 2012 del Festival Internacional de Cine de Guadalajara, es un intento interesante pero que no termina de cuajar por explotar cine de otros géneros en nuestro país.  Ojalá la siguiente película de Bonilla logre tener un mejor guión y desarrollo. Desafortunadamente debido al número de copias, es poco probable que la cinta tenga mucha difusión, aunque la recepción de la cinta en cierta medida apoya el hecho de que no se le de tanta promoción a este tipo de cintas. 

4 comentarios :

Rackve dijo...

No termina de coajar y los personajes secundarios se comen al protagonista, creo que el principal problema es que nunca pude ver en que momento hubo el climax de la película.

Dan Campos dijo...

¿La viste en Cineteca o en cartelera?

Estaba escuchando entrevista con el director en el podcast de Cinemanet y... diantres. Cosas como cuando menciona que tiene guiños a comics, le preguntan que a qué comics y dice que en realidad a ninguno, pero si le preguntan, uno de sus favoritos es Watchmen (osea, no respondió nada) indican que de entrada ese guión se debía preparar mucho más.

Rackve dijo...

En la cineteca, yo no entiendo como gano a mejor guion en guadalajara. Trabajo con uno de los del podcast y creo que si le gusto.

Dan Campos dijo...

Sí, escuché el podcast y tanto a Carlos como a Roberto les gustó aunque mencionan las fallas de la cinta. En mi opinión son muchas más las fallas que los aciertos, pero bueno, cada quien sus gusto.s