4 de agosto de 2014

Guardians of the Galaxy

Mientras que el verano cinematográfico está a punto de terminar, Disney lanza una cinta más basada en esa caja mágica de explotación de licencias que es Marvel Comics, y en esta ocasión nos trae a los reconocidos y famosos Guardianes de la Galaxia, quienes son algo así como los Vengadores Siderales.

Para descargar el podcast sobre Guardians of the Galaxy (Guardianes de la Galaxia), da click derecho con el ratón en este enlace y seleccionar la opción "guardar como". Para escucharlo, ahí tienes el reproductor de la columna del lado derecho así como el de la parte de abajo. Para suscribirte al podcast via iTunes, da click en este enlace. En caso de que quieran mentarme la madre porque no comparto sus opiniones, a pesar de que ni siqiuera se tomaron la molestia de escuchar el podcast o leer el texto, ni se molesten en dejar su información de contacto después del click, o en Facebook.   




En el espacio exterior nos encontramos con Peter Quill (interpretado por Chris Pratt) quien trabaja como una especie de Indiana Jones del espacio, con toda la actitud pero con cohetes y casco en lugar de látigo y sombrero, recorre la galaxia buscando objetos de valor para revenderlos. En su más reciente misión se encuentra con un orbe misterioso que es buscado no solo por él sino por gente más peligrosa, lo cual lo lleva a ser perseguido y encarcelado en un lugar donde tendrá que formar alianzas incómodas con un grupo de inadaptados como él, con tal de liberarse y poder sacar algo de ganancia, demostrando que hasta los forajidos más malentendidos pueden ser franquicias redituables en el cine.

Basado ligeramente en el grupo de personajes del mismo nombre, Guardianes de la Galaxia es la búsqueda de Marvel en el fondo del barril para sacar personajes que puedan convertirse en maquinitas de dinero. Mientras que desde el principio extrañó a más de alguno el grupo tan peculiar de personajes, sus resultados en taquilla demuestran que tanto Marvel como Kevin Feige saben lo que hacen, ya que gracias a su trabajo han convertido al estudio en una máquina demasiado buena para fracasar. Sus decisiones cuestionables como la selección de los personajes, el director James Gunn o del mismo casting, rindieron fruto de manera efectiva y el concenso general es que la cinta es un éxito, a pesar de las fallas que tiene como película.

Dentro de lo positivo, es agradable tener una cinta que se aleja de la necesidad de dar una historia de origen de todos sus personajes y tarda en hacer que ocurra algo de acción. Mientras que en Avengers, el gran hit de la compañía necesita más de una hora para juntar a sus figuras ya presentadas en otras películas para finalmente ponerlos a salvar una ciudad, en Guardianes de la Galaxia para esa hora ya recorrimos el universo y regresamos para continuar con una trama aderezada con música pegajosa, la cual es realmente el eje de la cinta y funciona para conectar al espectador con los ambientes alejados de nuestra realidad terrenal.

Desde el primer tráiler se establece que la historia escrita por Nicole Perlman y el mismo director James Gunn reconoce sus limitantes y el estilo que mejor le puede quedar. Los personajes son unos desconocidos y juegan con ello en el mismo personaje de Peter Quill, conocido como Star Lord, aunque sea solo en su casa. Eso no importa para que se logre desarrollar de una manera empática con el espectador en una historia en lo que más importa es la búsqueda y la aventura. De la misma manera los personajes cuentan con apenas el suficiente trasfondo para que se vuelvan interesantes, especialmente si consideramos que dos de los tres más memorables son generados por computadora y son un árbol y un mapache. 





 El mayor logro de la cinta es el manejo del humor, eficaz en la mayoría de las situaciones. Mientras que cintas como Avengers padecen del hecho de que la mayoría de sus chistes solo funcionan una vez y en la segunda pasada se notan sosos, los gags dentro de los Guardianes funcionan muy bien, gracias a que se ubican en medio de un entorno fantástico imaginario, sin embargo, algunos de los momentos representativos son terriblemente crueles si nos ponemos a analizarlos fríamente. Rocket Racoon es un mapache psicópata que muchos encuentran adorable. Si les digo que alguien es capaz de maltratar a un discapacitado al quitarle su silla de ruedas y dejarlo tirado en el suelo, seguro encontrarán dicha acción como de pésimo gusto, pero si les digo que el mapache es capaz de hacer cosas similares o peores con tal de ejecutar un chiste, resulta que es divertidísimo. Lo mismo ocurre en una escena en la que Groot atraviesa a múltiples soldados de un ramazo y los azota con el suelo, el muro, e incluso con otros soldados, eliminándolos a todos. Al final hace una cara linda y podemos perdonarle la masacre al primo sideral del árbol de Jumex. Las muertes, los maltratos y las consecuencias negativas no importan ya que al final le ocurren a los malos de la película. Claro, Superman no puede eliminar como última opción  a un enemigo incontenible porque arde Roma, pero a estos personajes les podemos perdonar todo.

Mientras que no veo de una manera tan negativa este tipo de aspectos, al igual que algunos problemas con la narrativa del guión como lo hizo Julian Darius en Sequart, tomo una página del libro de Gareth Higgins sobre el análisis de la causa y el efecto de la violencia en el cine para cuestionar este tipo de acciones. La ciencia ficción solía servir como vehículo para un análisis del entorno contemporáneo de una manera en la que no se sienten aludidas las partes correspondientes. Si queremos podemos relacionar la búsqueda de venganza del malo de la película contra una nación con los actuales conflictos en el medio oriente y ver un simil, aunque dudo que esa haya sido la intención de los guionistas. Sin embargo el manejo frívolo de la violencia como moneda de cambio en las escenas mencionadas, o incluso la búsqueda de genocidio se tratan de manera muy ligera en esta cinta, haciendo que temas densos pierdan peso y en cierta medida se sientan irrelevantes. No importa si el mapache  dice que va a organizar defensas y salvar gente, ya que al final termina matando otra. Aunque claro, matar nazis no es como si matáramos gente normal. Lo mismo podría aplicar aquí. 


 

Como nota técnica, vale la pena mencionar que la conversión a 3D que tiene la cinta es la mejor que ha hecho Marvel a la fecha, aunque eso no necesariamente es un punto positivo. Es recomendable verla en 2D y ahorrarse unos pesos ya que solo en dos escenas se explota el recurso de dicha conversión, aunque debo de decir que en prácticamente toda la cinta se nota el trabajo de profundidad en los escenarios, aunque el mismo es solo para fines cosméticos.

Mientras que me da gusto el resultado a nivel entretenimiento que brinda la cinta al público en general, encuentro preocupante el hecho de que Marvel se ha convertido en el nuevo Pixar en cierta medida y no se puede criticar sus películas o decir siquiera que no son tan buenas, ya que los fans enardecidos se pueden volver en tu contra. El domingo tuve un par de conversaciones interesantes en las cuales, en una defendía esta cinta y en otra cuestionaba su aparentemente indudable calidad. Es triste encontrar una cerrazón en algunos grupos de expectadores ya que a uno lo pueden catalogar como un pelmazo pseudo intelectual que solo ve películas con tomas más lentas que la cuaresma simplemente por decir que hay un problema con la narrativa. Entonces, ¿esos son los dos extremos que hay sobre las adaptaciones de personajes de comic? ¿O las amas o estás mal?

Mientras que en los noventas era un sueño guajiro el poder contar con una buena película basada en súper héroes ahora estamos en un punto que amenaza con saturar la pantalla con este tipo de historias. Esta es la décima película de Marvel y como entretenimiento cumple, sin embargo el estudio es solo otra maquiladora de Disney donde si bien nos está entregando churros deliciosos rellenos de mermelada y cubiertos de chocolate, no dejan de ser churros. ¿Deberían hacer obra de mejor calidad con los mismos ingredientes? Podrían hacerlo, pero no tienen por qué, y mientras sigan generando dinero, no lo harán, sin embargo difícilmente se colarán entre lo mejor del año, a diferencia de cintas que a pesar de ser veraniegas se atreven a ofrecer un  mejor trabajo tanto en el guión como en la ejecución como lo son Edge of Tomorrow, Dawn of the Planet of the Apes o la misma Snowpiercer..La misma Marvel tuvo la oportunidad de hacer algo diferente con la incorporación de Edgar Wright en la dirección de una de sus películas pero las diferencias creativas marcaron la ruta que el estudio no está dispuesta a abandonar. No pido un Punisher dirigido por Scorsese, pero sí una mejora constante en la calidad de las cintas que maquila.

A final de cuentas Guardians of the Galaxy es una muy disfrutable cinta de verano que entretiene mejor que la mayoría de los estrenos de temporada, pero eso no es muy difícil si consideramos que hay cosas como Transformers que por alguna misteriosa razón siguen generando cantidades absurdas de dinero. Ojalá que en la siguiente entrega tanto el realizador como la guionista tengan oportunidad de explotar más su talento y aporten algo que vuelva su trabajo como algo que trasciende más allá de la película dominguera. Tristemente debido al manejo de la maquiladora para la cual trabajarán, parece difícil. Pero que esto no nos evite el disfrutar esta agradable pieza de entretenimiento.

2 comentarios :

Hard Pop dijo...

Hola Dan

Es justo lo que estaba pensando. Marvel es la nueva Pixar, y bueno, que disfruten sus momentos de vacas gordas porque las flacas en algún tiempo llegarán, sin duda.

Mi problema no es con la película en si. Desde unas dos semanas antes del estreno, las críticas gringas sobre la película demostraban un entusiasmo exagerado. Yo pensaba que chido, quiero ver buenas películas. Pero ya cuando la vi, no se me hizo mala, para nada, pero no entendí ese entusiasmo desmedido de los críticos gringos que incluso se contagió en la Rotten Tomatoes, no solamente la ola fan boy que invade la IMDB cuando una película les gusta.

Ese es el principal problema que tuve. Porque la película es buena lamentablemente porque la calidad de los blockbusters del último lustro ha sido muy lamentable. Pero en realidad ha sido una película “muy normal” en cuanto a la narración.

La verdad, por mucho dinero que tengan y todos los profesionales involucrados, ver una película de calidad notable técnicamente hablando es algo que me maravilla. No es algo que espero por default, sino que lo sigo celebrando como un triunfo de la producción. Y en este caso aplica para GotG.

Pero del guión no es nada malo, simplemente sigue las mismas fórmulas desde que el cine de Hollywood existe. Un protagonista busca algo, ese algo es un objeto tangible y verificable, se desarrolla la historia, llega el momento de suspenso donde no sabemos como el protagonista va a solucionar su problema, pero en el climax el héroe puede superar su miedo inicial. En este caso, superar el duelo por su madre que lo sentí muy superficial.

Y ese es el mayor problema de las películas de marvel: Su predictibilidad.

Es una fórmula, que cuando ya la dominas en cierta forma ya no es difícil de replicar. Y lo que más me da tristeza es que si estas películas son lo mejor que Hollywood nos puede ofrecer, estamos ante una era muy pero MUY pobre para el lenguaje cinematográfico.

Me pasó lo mismo con los Simios. Pero tal vez mi problema sea que cuando halagan una cinta como las últimas críticas que he visto, espero un PADRINO o CHINATOWN y eso se replica una vez por década. Me estoy dando cuenta de ello.

¡Gracias por la crítica!

Dan Campos dijo...

¡Gracias por los comentarios! Como que se extraña leer ese tipo de réplicas.

Mientras leía, tratando de comparar visiones, encontré un link que retuitié en la mañana y habla sobre como la historia ya es irrelevante en una película. Ese es mi mayor conflicto. El eje central de esta cinta es la aventura y la música. Pregúntale a cualquiera que la haya visto que fue lo que les gustó y verás que o es el mapache o es el soundtrack o que se yo.

¿Quieres saber si una película tiene una historia bien delineada? Pregúntale al expectador de que trata. Si te lo puede responder fácilmente, es que sí. ¿De qué trata Terminator? Robot del futuro viaja al presente a impedir amenaza matando a la madre rebelde. ¿De qué trata Guardians of the Galaxy? Bueno, hay una banda de forajidos que se unen, y tienen que buscar una gema mágica, pero la gema mágica la busca un alienígena que quiere matar a un planeta que en otra época mató a sus ancestros, pero entonces nos distraemos porque meten a la carcel a los personajes, pero la música es bien chida, y el mapache es un gandalla, luego lo que pasa es que...

Y así sucesivamente. En una ocasión una persona me preguntó si acaso yo iba al cine a ver historias o a ver "películas". Una buena película tiene historia. Tiene actuaciones. Tiene ritmo. Tiene trabajo de cinematografía. Lo es un todo. Actualmente nos conformamos con menos y encontramos sobresaliente el entretenimiento palomero, como bien dices sobre la reacción tremendamente positiva.

Y con los Simios no te metas, que ellos heredarán la tierra. :p

¡Ja, ja! De hecho yo me aislé de los trailers, previos y críticas de los Simios. Eso me ayudó bastante. Lástima que vivimos en una época con buzz innecesario.