30 de noviembre de 2014

Nightcrawler

Gracias a la calendarización peculiar en la cartelera es que pasó casi de noche la opera prima de Dan Gilroy, escritor de cintas como Real Steel, aunque quizás era de esperarse considerando que el título original de Primicia Mortal es Nightcrawler, o el merodeador nocturno.


Para descargar el podcast sobre Nightcrawler, da click derecho con el ratón en este enlace y seleccionar la opción "guardar como" aquí. Para escucharlo, ahí tienes el reproductor de la columna del lado derecho así como el de la parte de abajo. Para suscribirte al podcast via iTunes, da click en este enlace. Para escucharlo o descargarlo directamente en su celular recomiendo que usen Spreaker y me pueden encontrar aquí. En caso de que quieran tips o recomendaciones para recorrer Los Ángeles de noche, con cámara de reportero, hagan favor dejar su información de contacto y foto en bikini después del click, o en Facebook.  




Jake Gyllenhaal interpreta a Louis Bloom, un hombre que al no poder encontrar trabajo decente, se la pasa rondando por oportunidades de obtener dinero en la noche de Los Ángeles, entiendase por esto que roba hasta coladeras y rejas de alambre para revenderlas. Por azares del destino es que se encuentra con gente que trabaja como una especie de reporteros del crimen. Al saber de algún evento digno de reporte de nota roja, van a grabarlo para vender el material a las distintas televisoras de la ciudad. Esto despierta el interés de Louis quien a pesar de no tener experiencia, decide entrar en el negocio y está dispuesto a hacer lo que sea necesario con tal de lograr éxito en su nueva empresa.

A través de un thriller con una ejecución excelente, Dan Gilroy nos muestra aspectos interesantes de la vida nocturna de Los Ángeles, aunque más importante, nos muestra sobre quienes están a cargo de capturar y compartir estos aspectos. La personalidad fría y un tanto extraña de Louis Bloom nos muestra a una figura emocionalmente desapegada, que ilustra lo que el acceso a información pero con escaso contacto social puede lograr en una persona. Lou es práctico, frío y analiza las situaciones en base a un esquema de reglas que ha aprendido, entre otras cosas, gracias a buena cantidad de cursos que ha tomado en internet. En la cinta vemos su evolución como personaje, arrancando de ser alguien sin objetivos a alguien que, en base a ensayo y error, empieza a convertirse en una figura respetable dentro de los Nighcrawlers que buscan la noticia para venderla. Ojo, lo de "respetable" no tiene que ver tanto con su ética profesional, sino con el hecho de que está dispuesto a lo que sea con tal de conseguir una primicia.



En ocasiones es discutido sobre el papel que puede tener un fotógrafo que capta momentos extremos. En cintas como La Sal de la Tierra, en donde se documenta la vida de Sebastiao Salgado, un fotógrafo que ha recorrido el mundo captando momentos que van desde conflictos internacionales hasta hambrunas o éxodos masivos, uno llega a perder la esperanza en la humanidad al ver de cerca estos eventos catastróficos. ¿Tiene el fotógrafo o el reportero una responsabilidad en ayudar a las personas que está registrando con su cámara? En Nightcrawler se confronta esa pregunta desde el punto de vista profesional, y al desapegarse de una posible empatía, al final uno lo que realiza es su trabajo. Eso es lo que hace Lou, al buscar registrar o incluso provocar eventos que pudieran ser benéficos para su carrera como generador de contenidos para los noticieros. Su mente fría y un dejo de sociopatía lo ayudan a avanzar en su carrera.

Además de la dirección y el guión del mismo Gilroy, es de destacar el trabajo de Robert Elswit, fotógrafo con una muy amplia experiencia que ha trabajado más recientemente con gente como Paul Thomas Anderson. Su acercamiento para mostrarnos tanto a los personajes como lo que ellos están captando es efectivo. La historia se cuenta desde el punto de vista de Lou, pero no es para que logremos empatizar con él. Se pueden detectar influencias que van desde Scorsese hasta Michael Mann en la cinta. Un personaje solitario que confronta su realidad en un entorno agreste, nocturno, cuyo camino está manchado con aquellos por los que decide pasar encima.

La musicalización corre a cargo de James Newton Howard. Su participación como la de Elswit, siendo los dos veteranos del medio, muestran la fe en la calidad del trabajo de Dan Gilroy, quien con su primera cinta nos deja deseando más. Es una historia donde no hay conflicto entre el bien y el mal sino entre el manejo de diversos intereses, y no solo los del personaje principal. Tenemos un acercamiento sobre el manejo mediático y lo que da la pauta a las realidades que vemos en las pantallas de los medios informativos. El score cuenta con una sensación un poco ochentera que recuerda a cintas como Drive, sin embargo la creación de atmosferas es más eficiente en este caso, cosa que al combinar con el trabajo visual, complementan de manera excelente la obra dirigida por Gilroy.



Mientras que la mayoría de la gente prestaba atención a cintas como Interestelar es que Nightcrawler llegó a la cartelera nacional. Desafortunadamente al competir con esa cinta, Big Hero 6 o los Juegos del Hambre, la cinta estaba condenada a pasar desapercibida. Una verdadera lástima ya que a diferencia de las otras, en este caso se cuenta con todos los elementos que hacen un buen cine. Definitivamente algo que vale la pena verse en la gran pantalla.