18 de enero de 2015

Gloria

Comentarios sobre esta y otras cintas pueden encontrarlas en el Quinto Especial de Cine Mexicano

  
Habiéndose presentado en el círculo festivalero unos meses antes, llegó a la cartelera la primera película mexicana, la cual está enfocada en la historia de la controversial cantante Gloria Trevi. Algunos la aman, otros la discriminan. ¿Vale la pena ver esta cinta? Suéltense el pelo y mejor veamos de qué trata.

Ustedes la conocen, la recuerdan, corearon sus canciones, compraron sus calendarios. Gloria Trevi (interpretada por Sofía Espinosa), ícono musical de hace algunas décadas quien conoció el máximo de la popularidad para eventualmente caer y actualmente redimirse. En esta cinta, sacada del texto de Sabina Berman, conocemos la vida de la polémica artista, así como su relación con Sergio Andrade (Marco Pérez), desde su descubrimiento musical hasta la actualidad.



Igual que la cantante (o quizás debido a ella) es que esta cinta ha recibido el escepticismo de algunos de sus críticos más vociferantes. Curiosamente prácticamente la totalidad de los mismos no ha visto la película y se basan únicamente en la temática para descalificarla. Me imagino que bajo ese mismo esquema deberíamos de discriminar cualquier película donde aparezca Nixon (no confundir con el tratamiento para los síntomas de las hemorroides) o incluso el buen Salinas. Afortunadamente esta cinta cuenta con varios elementos que hacen que se sostenga por sí misma, independientemente de los prejuicios.

En el manejo narrativo la cinta da brincos entre el pasado reciente y los orígenes de la historia popular de la cantante. Mientras que vemos cual thriller escenas de preocupación con una persecución en la que Sergio busca como escapar con todo y sus personas cercanas de la justicia, regresamos a ver cómo es que conoció a quien sería su más devota seguidora. El guión basado en un libro de Berman, y adaptado por ella misma al cine, ilustra de manera efectiva la evolución y consecuencias de la relación que tiende a mostrarse más de manera unidireccional, enfatizada por la devoción e incondicionalidad de Gloria hacia Sergio Andrade, quien se muestra como una persona brillante pero con un lado manipulador terrible que mina la autoestima de su séquito, convirtiéndolo en una especie de rebaño/harem musical.
 

De poco serviría la historia planteada por Sabina sin la dirección eficiente del primerizo Christian Keller, la edición de Adriana Martínez y Patricia Rommel o, lo más importante, la tremenda actuación de Sofía Espinosa. Ella no interpreta un personaje sino que se apropia completamente de la imagen de Gloria Trevi, encarnándola de una manera espectacular. Canta, baila y da el peso necesario al personaje para que empaticemos con ella. Llena la pantalla con su presencia de la misma manera que la propia Gloria Trevi lo llegó a hacer en sus presentaciones en televisión o (dicen) en los mismos conciertos.

Siendo el biopic más interesante de una figura mexicana en años recientes, Gloria encuentra el punto medio entre ser una película efectiva y algo que pueda despertar el interés del público en general. Acumulando más de treinta millones de pesos en taquilla nacional, se espera que continúe en el top diez por otras semanas más y de manera muy merecida.