22 de septiembre de 2015

El Incidente

Hay géneros cinematográficos que al parecer no se nos dan muy bien en México. Mientras que tenemos bastantes cintas que van de la comedia al drama al "cine festivalero", es raro ver producciones que se enfoquen en temas como la ciencia ficción, la fantasía o el thriller. Afortunadamente llega Isaac Ezban con su ópera prima El Incidente, en donde busca contar historias distintas a lo que abunda en la cartelera nacional.

Esta y más críticas están compiladas en el Sexto Especial de Cine Mexicano. y también pueden leerlas en nuestro fanpage en FacebookPueden ver el video donde esta cinta fue comentada originalmente con Enrique Vázquez a continuación.


Un par de hermanos son apresados por un policía quien busca llevarlos "a la delegación" para que respondan por un crimen no especificado. Al salir del departamento en donde los encontró, estos tratan de escapar por las escaleras de servicio del edificio. En otro lugar, una mujer y sus hijos, acompañados por la nueva pareja de esta, se disponen a salir a carretera para pasar unas vacaciones. En ambas historias, de pronto, se escucha una especie de explosión lejana. El tiempo entra en una especie de hueco y las escaleras del edificio son eternas y al llegar al piso cero, es como si se llegara al piso más alto y todo se repite. La carretera que lleva a las vacaciones se vuelve eterna y no tiene final, sin importar si se avanza o retrocede.


Con un guión que parece sacado de un episodio de la dimensión desconocida (lo cual es un halago, no piensen mal) Ezban trata de encaminar a su equipo para la narración de esta historia. Mucho más afortunado que intentos de explorar otros géneros como pasó con 2033 o Depositarios (dos muy fallidas película en donde al parecer se les olvidaba que el Santo ya hacía ciencia ficción desde el cine en blanco y negro, y con mejores resultados), aunque no tan exitosos como es el caso de Carmín Tropical (el mejor thriller mexicano en mucho tiempo y muy probablemente, la mejor película nacional que verán en cartelera en el 2015, de la que por cierto pueden ver una charla con el director, Rigoberto Perezcano).


Mientras que se agradece la ambición y el interés en contar una historia refrescante de manufactura nacional, hay varios detalles todavía por pulir. Claro, la cinta acumuló varios premios incluso antes de empezar su filmación y continuó con los reconocimientos al presentarse en festivales, pero dichos festivales tienden a favorecer más a cintas que cuentan con el tipo de "buena voluntad" que trae detrás el Incidente. Curiosamente se menciona mucho a esta cinta como una obra de Ciencia Ficción. A quienes la catalogan dentro de ese género les pregunto dónde demonios vieron la ciencia dentro de esta ficción que tiene más en común con la fantasía que con el genero en que pretenden ubicarla.




Los problemas principales en la cinta vienen de mano de la ejecución: actuaciones irregulares que dejan qué desear en varios momentos, la obsesión del director por contar su historia en determinado tiempo cuando fácilmente se le puede cortar media hora para eliminar desde redundancias de exposición o detalles simplemente irrelevantes, o incluso el manejo de diálogos. Es curioso como cuando un personaje da una explicación vagamente verosímil en un idioma extranjero es más fácil que la compre, pero al escuchar las mismas palabras en un texto en español suena a una mala traducción, aunque el texto se haya escrito originalmente en español (o eso quiero creer), cosa también mencionada por Gonzalo Lira en su crítica en Cinemamovil .


¿Las virtudes sobrepasan los problemas que tiene la cinta? Mientras que el hype previo y los reconocimientos recibidos por el proyecto y eventualmente la cinta parecen decir que sí, la realidad es que a nivel comercial no le ha ido precisamente bien. La distribución corre de mano de los amigos de Cine Canibal quienes tienden a limitar el número de copias y enfocarse en optimizar la distribución en todo el país. Esto es un arma de doble filo ya que a menos que se genere una audiencia constante por varias semanas, hay que estar cazando donde se va a proyectar en caso de que se desee ver. Claro, el éxito comercial no es señal de la calidad fílmica de una obra, sin embargo refleja el alcance directo del hype o ruido generado sobre la cinta para con la película en sí. Esto la ubica más cerca de los circuitos especializados (como los ya mencionados festivales) que con el gusto del público. "Es que este tipo de cine es demasiado inteligente para el gusto del público" podría decir algún defensor, pero eso no impidió que Nolan (gran influencia para Ezban) lograra éxito comercial además de en la crítica con más de una película.


Al terminar de ver El Incidente no pude evitar tener deseos de volver a ver Edge of Tomorrow (Al filo del mañana). La cinta dirigida por Doug Liman cuenta con un guión más sofisticado que Ezban, pero la narrativa es más que eficiente y confía en el espectador. Una vez que te muestra una acción que será repetida, deja de mostrártela, cosa que Ezban en su afán de simetría ignora y para el final de la cinta busca mostrarnos desde versiones alternativas, posibles sucesiones y otros eventos que solo llegan a complicar innecesariamente su historia, además de volverla innecesariamente larga.

A pesar de esos detalles que ojalá lobre mejorar Ezban en su siguientes trabajos, es agradecible que se produzca este tipo de cine. El Incidente no es una cinta que le recomendaría a cualquiera ya que puede volverse o odiosa o intrigosa para el espectador, sin embargo si gustan del cine de manufactura nacional y quieren alejarse de las comedias o dramas sufridores, esta es una excelente opción.


Dirección y Guión: Isaac Ezban
Producción: Salomón Askenazi, Isaac Ezban, Andrea Quiroz
Fotografía: Rodtigo Sandoval
Edición: Salomón Askenazi
Diseño de Producción: Adelle Achar
Música Original: Edy Lan

1 comentarios :

Hard Pop dijo...

Honestamente, esperaba mucho más de la cinta después de leer los comentarios de Diezmartínez y saber todos los premios en guión y de película que ganó. Pero me decepcionó grandemente.

Una ópera prima es como un bebé: Se debe de perdonar, literalmente, que la cague en ciertos detalles como puede ser una fotografía que no esté bien corregida, un audio que a veces esté fuera de lugar, un diseño de producción que no esté bien ordenado. Cosas así, pero que al menos se sienta el potencial de que como un niño al ser humano que puede llegar a ser, en este caso, el tipo de director que puede realizarse.

El mayor problema con el Incidente es que vi una buena idea, muy digna y loable, pero expuesta a niveles RIDÍCULOS para que sea entendida.

Mi pensamiento es lo siguiente: Puedo sonar muy mamila, pero si no eres Aaron Sorkin, no intentes expandirte hasta el infinito en los diálogos, porque con muy alta probabilidad, se vuelven aburridos. Y eso pasa con el incidente.

Deja tu las actuaciones que no fueran totalmente convincentes, los diálogos de MINUTOS SEGUIDOS que tenían que recitar, para dar a explicar la idea del director, me aburrió en soberana manera.

Y luego la explicación del twist final, que creo dura como más de 5 minutos, totalmente desaprovechada. En una película yo quiero ver acción, aquí vi a tipos hablando mucho y hablando de temas al estilo Paulo Coelho. Que no es totalmente desdeñable, pero que exageró en su exposición.

Daré un ejemplo: Cuando pasan los 35 años y se ve que uno desperdició su vida y otro hizo lo mejor que pudo con ella, se nota el contraste entre la actitud de cada personaje. Uno logra conectar con esa actitud y así interiorizarlo. Pero no fue suficiente para Ezban. Lo quiso explicar, PUNTO POR PUNTO, como una diapositiva de powerpoint llena de viñetas y texto en letra 12 y times new roman para que no se nos pasara nada. ¿O sea, que necesidad? El cine es un medio visual, me di cuenta con esta película que dos personas hablando es realmente muy aburrido.

Puede haber mucho montaje paralelo, mucho plano holandés, pero no manches, el guión es realmente malo en su ejecución. Y es cuando me pregunto "¿Acaso soy yo que no veo el potencial de esta película que ganó bastantitos premios?"

Btw, ¿soy yo nada más o tiene problemas de continuidad muy agudos? ¿El policía era moreno y envejeció blanco? ¿Tan mal lo trato la falta de sol? Además en el "incidente final", la chava de la boda es la joven que va a tener buena actitud comparada con el Karl que volverá a repetir los 35 años. Pero se entiende que esa chava es la misma viejita que sale al principio con vestido de novia en las escaleras eléctricas y así entender que el incidente es infinito. ¿No se supone que para el segundo incidente te cambias de ropa porque cambia la situación? WTF?

Y esto ya es cosa mía, pero el estilo grotesco para exhibir la decadencia del segundo "incidentista" es de muy mal gusto. Se nota la influencia de Cronenberg en ese estilo, pero con el canadiense impactaba (LA MOSCA para su ejemplo más popular). Aquí no, aquí da asco y repela ante la conexión con la obra. Muy parecido con el sentimiento de SANGRE de Amat Escalante, guácala.

El incidente será infinito my friend, pero eso es más tolerable pasar 35 años que aguantar diálogos explicativos porque no pudiste hacerlo con imágenes.

Como postre, aquí está el corto que dirigió el productor y editó el mismo Ezban y que explican lo mismo y mejor que todo el INCIDENTE. Heaven & hell

¡Provecho!