20 de octubre de 2015

El Regreso

El cortometraje es un medio peculiar. Si bien sirve como ejercicio en el que el realizador puede practicar sus habilidades narrativas, hay ocasiones en que puede ser explotado de manera interesante para contar algo que solo en ese medio podría lograrse.

Esta y otras críticas podrán encontrarlas en el Sexto Especial de Cine Mexicano. A su vez, pueden saber más sobre este proyecto gracias a su fanpage, su proyecto en Fondeadora o la página de la productora

En El Regreso tenemos la historia de Tienlu, una niña que hace un recorrido en un mundo terrible, casi post apocalíptico, en el cual sobrevive mientras busca llegar a un lugar, el cual podría estar más en sus recuerdos que en la realidad.


El cortometraje se basa en una historia escrita por Alán Islas, adaptado tanto por él como por Nadia Islas, Eduardo Escobar y César Guevara (full disclosure: camarada mío) y está realizado en animación stop motion utilizando esculturas creadas por Raymundo González. Finalizadas las grabaciones tuvo edición y retoque digital en algunas partes para complementarlo.

El trabajo de conceptualización de personajes y entornos está bastante logrado. Se nota una reminiscencia del trabajo de Dave McKean (a quién muchos recuerdan por el trabajo que hizo como portadista de la serie de Sandman o incluso como director de la cinta Mirrormask) dentro del diseño de los mismos, lo cual les da cierto atractivo dentro de un entorno que va de lo postapocalíptico a lo onírico.

Mientras que el trabajo visual es interesante y se cuenta con una labor de narración agradable por parte de Hugo Gamba (el narrador omnisciente que nos relata la historia), hay algo que no termina de funcionar dentro de la historia y es la adaptación de la misma. La anécdota que se cuenta es sencilla: una niña que conserva la esperanza de un mundo mejor a pesar del terrible entorno que la rodea, sin embargo hay redundancia en la presentación de los elementos. Por una parte  la voz nos indica que ella camina por un lado, a la vez que podemos verla caminar. Si la voz nos indica que busca un refugio en medio de un clima agreste, podemos verla entrar en un refugio en medio del clima agreste. Desafortunadamente eso hace que la narrativa se vuelva reiterativa, volviéndose en cierta medida condescendiente con el espectador al que no solo le muestra la acción en imágenes sino que se la explica en palabras.




Si bien el desarrollo de la historia muestra buena capacidad de los realizadores, hay detalles que denotan más una preocupación por contar "una historia interesante" en lugar de contar algo propio, algo con identidad propia. El diseño del personaje es atractivo pero es uno que se siente lejano a expresiones humanas. Además no se logra empatía con el espectador debido a que todo lo que ocurre lo escuchamos por un narrador ajeno a la historia. Sus motivaciones, su sentir, su búsqueda, todo se siente distante como la voz omnisciente. Podrá haber una sensación de peligro debido al entorno en el que se desarrolla la historia, sin embargo al no conectar con el personaje, el mismo nos es irrelevante. Se nos menciona que Tienlu es una niña de 9 años, sin embargo nada en sus acciones nos refleja eso. Lo mismo ocurre con varios elementos de los que podemos saber más gracias a sinopsis o a lo que menciona el equipo creativo en sus videos de realización que por lo que el cortometraje logra transmitir.  

De manera similar la mención de elementos fantásticos de los mitos presentados se sienten como pincelazos que no alcanzan a completar un trazo ya que en la historia original no se atreven a crear esa mitología que si bien no es necesario mostrar en pantalla, ayuda a crear todo el universo detrás de lo que vemos proyectado en pantalla. Detalles tan simples como dar nombres a esos dioses antiguos y separar las características de los mismos para darles identidad hubieran ayudado bastante a la narrativa, incluso si son solo fragmentos de imaginación. Después de todo no es lo mismo decir que todo fue ocasionado por un espíritu chocarrero genérico número 37, a decir que es una travesura de Loki, un jugueteo de Anansi o el resultado de una borrachera de Dionisio.

El cortometraje fue ganador del Premio al Mejor Cortometraje Guanajuatense en el Guanajuato International Film Festival del 2015 y ha sido selección oficial en buena cantidad de festivales a nivel internacional. Esto habla de la calidad del mismo, el cual es un trabajo competente que muestra parte del talento del equipo creativo el cual espero pueda ser explotado completamente en futuros proyectos, ya que al final tenemos en El Regreso una interesante visión de un mundo fantástico que sobrevive solo a través de la imaginación de una niña. ¡Hey! Eso deberían de ponerlo en el poster promocional.



Ficha Técnica: 

Dirección: Nadia Islas 
Guión: Alán Islas 
Producción: César Guevara
Adaptación: Alán Islas, Nadia Islas, Eduardo Escobar, César Alejandro Guevara.  
Escultor: Raymundo González 
Edición: César Guevara 
Música: Jorge Gutiérrez 
Narración: Hugo Gamba 

4 comentarios :

Hard Pop dijo...

Quiero verlo.

¿Cómo le hago?

Dan Campos dijo...

Deja le pregunto al César, ya que por lo pronto va a estar en circuito festivalero. Ya sabes que eso limita para que no haya versiones digitales. :(

Hard Pop dijo...

Si, entiendo.

Si no se puede, ni modos. Pero el trailer si invita a desear ver más.

Dan Campos dijo...

Estamos negociando para tener un hangout con parte del equipo creativo. Igual ahí podríamos mostrarlo. Digo, si ellos quieren. :p