4 de octubre de 2015

The Martian

Ridley Scott es un director reconocido y si bien algunas de sus últimas cintas no han sido del agrado de la crítica o del público en general, ahora regresa en una apuesta más complaciente para dichos sectores con la adaptación de The Martian (Misión Rescate), novela de ciencia ficción dura que se convirtió sorpresivamente en un best seller.

Para descargar el podcast sobre The Martian (Misión Rescate), da click derecho con el ratón  selecciona la opción "guardar como" aquí. Para escucharlo, ahí tienes el reproductor de la columna del lado derecho así como el de la parte de abajo. Para suscribirte al podcast via iTunes, da click en este enlace. Para escucharlo o descargarlo directamente en su celular pueden hacerlo a través de Player.fm , Spreaker o incluso en Soundcloud. En caso de que quieran saber como infiltrarse a una isla italiana como buen espía, dejen su comentario después del click aquí o en Facebook. ¡Ah! Y también pueden escucharnos ahora en Stitcher y enTune In.



Mark Watney (interpretado por el siempre necesitado de rescate Matt Damon) es un botanista y astronauta miembro de Ares III, una misión de reconocimiento y muestreo de la NASA en Marte. Después de algunos días de actividad en el planeta rojo, la llegada de una tormenta de arena con esteroides amenaza con volcar su nave de regreso, por lo que tiene que dejar el planeta. En medio de esta desesperante situación Mark sufre un altercado que aparentemente lo mata y es dejado en el planeta. Para su suerte, sobrevive… para su mala suerte nadie más sabe de su situación, por lo que debe encontrar la manera de sobrevivir solo con recursos limitados y su ingenio hasta la llegada de la siguiente misión… para la cual faltarán varios años.

Andy Weir es un programador que ha trabajado tanto en AOL como en Blizzard. En sus ratos libres escribía cuentos y lo que eventualmente se convirtió en la novela de The Martian, la cual originalmente se podía adquirir gratuitamente en su mismo sitio, para eventualmente costar un dólar en Amazon y terminó siendo editada y comercializada en forma, llegando a ser un Best Seller. Entre sus principales atributos está el hecho de que el personaje principal cuenta con un ingenio y humor mordaz, además de ser una actualización del McGuiver pero en el entorno espacial. Además de esto, la historia se caracteriza por contar con un gran número de referencias tanto del planeta rojo como de elementos científicos los cuales son bastante acertados, basándose en investigaciones extensivas sobre mecánica orbital, lo que se sabía en su momento sobre el mismo planeta, botánica o aerodinámica, y alguna que otra referencia de cultura popular para humanizar a los personajes.



Mientras que la obra original se enfoca precisamente en esa ciencia ficción dura, la cinta decide adaptar varios de esos elementos para hacerla más atractiva al público en general, volviéndola más una cinta de aventuras, o desventuras, especialmente si consideramos el precario estado en el que queda Watney al iniciar la cinta. Para encarnar al personaje se decide utilizar a Matt Damon quien, como algunos memes en internet resaltan, cuenta con una amplia experiencia en ser rescatado (solo basta recordar en Rescatando al Soldado Ryan y a Interestellar, aunque en esta ocasión conocemos la historia más de su propia voz, en lugar de ser una referencia narrativa). Matt Damon da una actuación bastante buena, la cual algunos incluso se atreven a mencionar como merecedora al menos de una nominación al Óscar. El resto del cast hace papeles igual de eficientes, encabezados por Chiwetel Ejiofor, Jeff Daniels, Jessica Chastain o Kate Mara, entre otros, por lo cual el aspecto actoral es más que satisfactorio en la cinta.

Si algo se le ha reprochado a Ridley Scott sobre sus cintas anteriores es que el guionado no era precisamente el mejor. Esto es comprensible sobre todo cuando uno ve la evolución del guión de Prometeo, el cual difiere bastante desde su concepción original hasta lo que terminó haciendo Lindelof con la historia. En esta ocasión hace una apuesta casi segura al dirigir una adaptación realizada por Drew Goddard (reconocido por World War Z, Cabin in the Woods o la serie de televisión de Daredevil) basado en la exitosa novela de Andy Weir. Mientras que algunos ven como algo negativo el hecho de que si bien esta cinta nos pone de regreso a Ridley Scott con el género de la ciencia ficción, dista mucho de ser algo del tamaño de propuestas anteriores como Blade Runner o Alien. ¿Es malo que el director que nos mostró aspectos aterradores del horror espacial con Alien decida mostrarnos aspectos aterradores de un mundo inhóspito pero que para variar decida tener a un personaje que decida tomar con humor la situación? Desde luego que no.

Ha habido críticas sobre la cinta como la de Ian Dawe en Sequart, quien condenaba esta cinta al fracaso de las adaptaciones basándose solo en los trailers y en asunciones que no tienen nada que ver con la obra final, hasta otras en donde se le compara con The Big Bang Theory. Al final dichas quejas hablan más del espectador que la obra ya que la cinta cuenta con más referencias a Robinson Crusoe on Mars (cinta de ciencia ficción en donde el peligro no se toma tan en serio y en donde aparece Adam West antes de ser Batman) que con la popular serie. La mayoría de las referencias a elementos de la cultura pop dentro de la cinta van a aspectos que hablan más de la construcción de personajes (como el gusto de series o música de Melissa Lewis, personaje de Jessica Chastain) que a elementos gratuitos en donde los ñoños se alegren por ser ñoños. Lo mismo ocurre con las referencias científicas o de la misma Nasa. Cuando se refieren a la maniobra propuesta por Rich Purnell (interpretado por Donald Glover) diciendo que “Rich Purnel is a steely-eyed missile man” es una referencia a John Aaron, piloto que salvó las vidas del equipo de las misiones de Apolo 12 y 13, siendo este apelativo el halago máximo que le pueden dar a alguien en la NASA. Este tipo de referencias son mostradas en varios momentos de la cinta en donde el texto original confía en la inteligencia del lector o espectador, sin necesidad de explicarle absolutamente todo.



En el proceso de adaptación salen varios elementos de la obra original. Algunos fueron incluidos en el canal de YouTube del proyecto Ares, sin embargo hay una gran cantidad de peligros que debe de confrontar Watney en la novela que no aparecen en la cinta, mostrando a Marte como un terreno verdaderamente peligroso. Estos fueron recortados en pro de una narrativa más dinámica dentro de una cinta que sobrepasa las dos horas de duración. A su vez, varios de los diálogos más memorables de la novela como la glorificación de la cinta gris son completamente eliminados del texto, pero sin embargo se muestra como Watney hace uso de dicho elemento en varias ocasiones, aprovechando más el recurso de mostrar en lugar del decir algo. A su vez divertidos comentarios como donde Watney declara que las madres de algunos personajes son prostitutas (y sus hermanas también) debido a la frustración, son cosas que no se muestran más que en las reacciones de los actores. Curiosamente se agregan elementos, tanto al principio como al final de la cinta, dándonos cosas que no aparecen en el texto, aunque desafortunadamente la historia no inicia con el “Estoy jodido” de un Watney que se encuentra abandonado en el planeta después de que su equipo lo deja, aunque mira el lado positivo al recalcar que como es el único miembro de la misión en el planeta, pasa a ser el oficial de mayor rango.

The Martian parece por momentos un comercial de la NASA, y en cierta medida lo es. Logra de mucho mejor manera lo que se propone en Tomorrowland en donde hay más un sermón y un lamento por la caída de la Agencia de Aeronáutica Espacial. A diferencia de esa cinta (la cual además tenía una trama difícil de comercializar sin revelar todos los detalles), Misión Rescate se enfoca en las capacidades y glorifica a los personajes, mostrándolos como figuras positivas a pesar de la adversidad. De manera similar logra de mejor manera el interés del público en general que Interstellar, alejándose de los diálogos expositivos de dicha cinta y mejor enfocándose en la acción, cosa que viene de la mano de la adaptación de Godard.

The Martian funciona como una adaptación más que competente que transforma la ciencia  de la ficción original en los súper poderes de los personajes. Para ser una cinta sin acción, balazos o persecuciones, logra mantener a la audiencia interesada en la historia de manera más que efectiva, debido en buena parte al humor que muestran y humaniza a los personajes. Una cinta muy recomendable que además se suplementa de manera interesante con los videos de su canal de YouTube, en donde podrán complementar de mejor manera la historia mostrada en la gran pantalla.

3 comentarios :

Joel Meza dijo...

Como dices, Dan, a mí también me pareció que logra muy bien generar y mantener la curiosidad por la ciencia y la ingeniería, tanto como por la suerte del personaje, a pesar de durar dos horas y media.

Dan Campos dijo...

¡PERO NO TE PUEDE GUSTAR, JOEL! No es el tipo de cine que hace Scott. ¡No puede ser divertido! ¡No te pueden emocionar las papas! :p

Joel Meza dijo...

Las papas solas, no, pero qué tal con Vicodin, o con mierda, ya entrados en gastos.
Sí, definitivamente hemos endiosado, sin razón, a Scott. Yo con esta lo acabo de perdonar y ya me dedicaré a disfrutar las buenas que haga, sin exigirle obras maestras.