6 de marzo de 2016

FICG 31.10 - Hernán Cortés, un hombre entre Dios y el Diablo

Documental para televisión en donde tenemos la representación y explicación de la controvertida figura histórica de don Hernán Cortés.

Entre la ficción y la recreación nos acercamos a tener un mejor entendimiento del contexto en el que se desarrollo este personaje. El uso de drones ayuda a mejorar la calidad en la producción. El problema es que hay secuencias en donde parece que Hernán Cortés solo sabía hacer dos cosas: o ver a sus interpretes negociar, o dar espadazos hacia la cámara, siempre con la misma posición, ya que este tipo de escenas se presentan muchas veces en la historia.

El valor de las entrevistas y la revalorización de personajes (incluida la Malinche) son los grandes pros de esta producción, la cual por su manufactura, nos muestra al medio al que va dirigido, y es donde creo funcionará muy bien.

Pueden descargar el video, aquí. Además pueden revisar la cobertura completa sobre el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG 31) en YouTube (video), Spreaker (audio) así como todas las versiones descargables en Archive (video) o en iTunes (donde les agradecemos sus calificaciones y comentarios positivos)




Y su versión en audio, por acá.


2 comentarios :

Hard Pop dijo...

También otro acierto ver esta película. Creo que el mayor "error" si puedo decirlo así, es su evidente producción televisiva. La fotografía no creo que sea a 24 fps, sino a 30, que es la calidad fotográfica de la TV (Creo), además de un brillo que sólo se ven en las películas de Hallmark.

No tiene calidad cinematográfica.

Pero la historia y el aporte y entrevistas a los historiadores es muy buena, incluso algunos jugando con el humor, que hacen mucho más llevadero ver el video.

Dan Campos dijo...

Curiosamente, si te digo que está grabada con Epic a 23.98 fps y no a 30, lo cual es un frame rate más de cine que de televisión, no me la creerías. :p

Como platicamos después de la función, una vez que sabes para donde está destinada su proyección, no queda más que "perdonarle sus errores". Aunque ojalá fuera algo como The Jynx en donde a pesar de ser documental televisivo, no le pones ningún pero a verlo en cine.