19 de agosto de 2016

Me estás matando, Susana

Después de tener una positiva recepción en su estreno festivalero en el pasado Festival Internacional de Cine en Guadalajara, finalmente llega a la cartelera comercial la adaptación de la novela Ciudades Desiertas, de José Agustín. ¿Podrá superar las expectativas de aquellos que quieren adaptaciones literarias literales?

Comentarios originalmente publicados por acá, en el pasado FICG.


Eligio (Gael García) es el prototipo del hombre mexicano perfecto: trabajador, afectivo y no tiene miedo a expresar sus sentimientos. Quizás por eso es que su esposa, Susana (Verónica Echegui), un día simple y sencillamente decide salir, pero como no fuma y no tiene esa excusa, desaparece para reaparecer en una universidad en Iowa, en donde está tomando un taller del cual jamás le dijo nada a su querido Eligio. Cuando su marido se da cuenta de esto, decide ir a encontrarla y traerla de regreso a casa, cosa difícil cuando Susana ya empezó a rehacer su vida sin él.

La cinta funciona de manera efectiva gracias al tipo de historia y los protagonistas. Todo da para una serie de enredos sobre el amor y desamor de la (in)feliz pareja mientras conocemos aspectos de personalidad que muestran que en realidad no eran tan felices el uno con el otro. Entre una mujer que tiende más al escapismo y un hombre celoso e inseguro, tenemos a personajes con características que difícilmente lograrían la empatía de cualquier espectador cuerdo. Afortunadamente las actuaciones tanto de Verónica pero especialmente de Gael logran que sintamos el pesar y que entendamos sus frustraciones pero no en un drama cortavenas, sino en algo que es más tragicómico.


Según me informan los comentarios que me han dejado en la primera reseña de esta cinta, publicada en YouTube, esta cinta no es una adaptación fiel, pero los mismos comentarios me indican que al parecer no hay una comprensión como tal de qué es o no una adaptación. Si un personaje cambia de nacionalidad, color de cabello o lugar de origen, siempre y cuando no sea parte vital del mismo, es algo irrelevante. La cinta funciona no como una traslación o traducción del texto a la imagen sino como una adaptación que es accesible para el público. Juzgándola como película en sí, es una obra que maneja un buen ritmo gracias a la edición de Aleshka Ferrero además de que no es extraño el manejo pensado más en el público en general que en los lectores de la obra, considerando que Sneider ha hecho cintas como Dos Crímenes, Frida o Arráncame la Vida.

A final de cuentas, Me estás matando Susana es uno de esos raros ejemplos de cine mexicano disfrutable y hecho de manera competente, de ese que se debería de hacer más seguido si es que queremos hablar de una industria del cine mexicano.


Dirección y Producción: Roberto Sneider
Guión: Luis Cámara y Roberto Sneider
Basada en la novela “Ciudades Desiertas” de José Agustín
Fotografía: Antonio Calvache
Edición: Aleshka Ferrero
Música Original: Víctor Hernández Stumpfhauser