18 de septiembre de 2016

Star Trek Beyond

Con varios meses de retraso llega lo que en teoría fue el último estreno de temporada en México, con la tercera entrega del reboot de Star Trek. ¿Podrán el equipo de Kirk, Bones y Spock mantener el interés generado por el relanzamiento estarwarizante de JJ Abrams?

Ya se saben la fórmula, pueden escuchar el podcast en el reproductor o dar click derecho y seleccionar la opción "guardar como" aquí.  Además de esto, pueden suscribirse y escucharnos en iTunesPlayer.fmSpreaker,SoundcloudStitcherTune InAcastPoddirectory, iVooxHearthis.at y recuerden que si son banda, pueden darnos like en Facebook.





Cuestionando su papel en la vida es que Kirk (Chris Pine) se encuentra con una misión. Sin darse tiempo para reflexionar si vale la pena continuar con una Federación a la que entró solo para demostrar que era capaz de hacerlo, como su padre, es que encabeza una misión de rescate en terreno poco explorado. A su vez, Spock (Zackary Quinto) duda sobre continuar en el equipo, especialmente tras el deceso de Spock (Leonard Nimoy), quien marca el estándar de vida que vale la pena vivir para un vulcano. Afortunadamente estas crisis personales son aderezadas con humor, adrenalina, aventura y bastante acción, gracias a la mano experta de Justin Lin y el guionado de Simon Pegg. 

Siendo una franquicia que ha dado cientos de horas de entretenimiento entre las distintas series y películas que se han generado bajo el nombre de Viaje a las Estrellas, es un poco difícil permanecer fresco y lograr la atención del público. Su último gran movimiento vino de la mano de JJ Abrams quien al hacer un relanzamiento en una realidad paralela logró exitosamente el atraer nuevas audiencias sin alienar a los seguidores de la vieja escuela. Para el cambio de batuta tenemos a Justin Lin quien tiene amplio conocimiento en el manejo franquiciatario, tanto en series de televisión como True Detectives o Community, como en sagas como Rápidos y Furiosos. Curiosamente este tipo de experiencia lo vuelve un candidato ideal ya que muestra nuevamente tener la capacidad de divertir a la audiencia con juguetes ajenos.



Mientras que el cast multicultural es una representación utópica del futuro planteado por Gene Roddenberry, la realidad es que el mismo es solo un equipo colorido para el lucimiento de los personajes principales, los cuales afortunadamente son blancos (recordemos que ninguna otra raza está tan capacitada para salvar países, planetas o galaxias, según las enseñanzas de Hollywood). Afortunadamente en esta ocasión tenemos una variación sobre el juego de personajes principales, ya que curiosamente en la santísima trinidad de Star Trek, poco se ha explotado la relación entre Bones (Karl Urban) y Spock, siendo sus interacciones las que se aprovechan para el lucimiento de momentos humorísticos cortesía del texto de Simon Pegg. 

Mientras que Marvel se ha establecido exitosamente con la creación de su universo cinematográfico en el que tristemente cada película parece solo otro episodio televisivo de tu serie de tipos en mallas favorita, Star Trek tiene que justificar la existencia de sus películas ya que sus personajes vienen de la pantalla chica. ¿Por qué pagar por ver algo que eventualmente se podrá ver gratuitamente en casa? Por la espectacularidad traída por el director. Persecuciones espaciales, en motocicleta o simplemente corriendo son manejadas de manera efectiva por Justin Lin, quien nos trae una de las más espectaculares secuencias de acción en el cine reciente y en donde además se da el lujo de usar música clásica que ya ha sido presentada por directores más reconocidos que él, pero ahora es utilizada de una manera distinta, mostrando que a pesar de que la cinta podría ser solo otra más de la saga, tiene una identidad propia y es capaz de asombrar al espectador incluso usando los mismos ingredientes de la receta de la casa. 

A final de cuentas Ster Trek Beyond es de esas cintas que tristemente salen a la cartelera un poco tarde, pero que tiene suficientes elementos para darle de cachetadas a más de la mitad de las cintas del verano cinematográfico que con más dinero no fueron capaces de respetar el tiempo y la atención del espectador de tan buena manera.